Otra vez los Nieves protagonistas de un conflicto: les apedrearon la casa

El ataque sería una continuidad de los incidentes que se registran en el sector desde hace alrededor de dos meses, afirmaron vecinos. Luego de la lluvia de piedras, comenzaron las amenazas cruzadas con armas blancas, relataron. Ocurrió el sábado a pocos metros de "La Saladita" y no se radicó denuncia ante la policía.

Eran cerca de las 14 del sábado cuando las ventas en la feria "La Saladita" se vieron interrumpidas por un nuevo conflicto que tuvo como protagonistas a los integrantes de la familia Nieves. Los testigos aseguraron que cuatro pasajeros de un Volkswagen Gol blanco descendieron del vehículo y comenzaron a apedrear la casa. Más de 15 minutos duró el ataque hasta que los agredidos respondieron con piedras y palos.
"Yo dejé la ropa que tenía para vender por miedo que empiecen a los tiros. Nunca se sabe", sostuvo una de las vendedoras del sector.
Según los testigos, el ataque se produjo debido al conflicto desatado hace alrededor de dos meses. "Ese mismo auto antes estaba todos los días junto con ellos. Hace como dos meses tuvieron una pelea y uno de los chicos terminó en el hospital porque uno de los Nieves lo acusaba de querer robarle la novia", aseguraron.
Otros contaron que los ocupantes del VW Gol tiraban piedras al grito de "rastrero", término utilizado para identificar a un delincuente que denunció a otro.
Luego de que cesara la lluvia de piedras, comenzaron las amenazas con armas blancas lo que sembró el terror en vecinos y vendedores que tuvieron que retirarse del lugar dejando sus pertenencias.
"Un hombre ya adulto sacó un cuchillo grande y amenazó a los otros con matarlos. Estos también sacaron cuchillos y lo invitaban a que salga del patio para pelear", manifestaron los comerciantes a El Patagónico.
Los agresores se calmaron cuando se dieron cuenta de que los efectivos policiales podían aparecer en cualquier momento.

Los comerciantes y vecinos cercanos a "La Saladita" subrayaron que están cansados de los problemas que ocasionan miembros del entorno de los Nieves en la zona.
Denunciaron que cuando se realiza la feria, hay chicos y adolescentes que "salen a robar y a hacer destrozos a los puestos y casas del sector".
"Parece que los entrenan para ser chorros porque yo he visto cómo los más grandes le señalan los puestos y los mandan a robar", denunciaron.
"El sábado se cansaron de robar frutas en los puestos y luego la tiran contra los otros puesteros o contra los autos", agregaron los damnificados.
Los vecinos comentaron que estas actividades se repiten cada fin de semana y que usan la multitud para esconderse y pasar desapercibidos. Además, se mostraron preocupados por el accionar policial que muchas veces se ve "atado de manos" y no pueden hacer nada para detener los actos vandálicos.
A la vez, detallaron a este diario que muchas veces amenazan a los vecinos con tomar represalias contra ellos si llaman a la policía. "A mí varias veces me dijeron que me la iban a cobrar porque los denunciaba. Yo los denuncio porque ya estoy cansado que a las 4 de la mañana estén a los gritos o por ahí se agarren a los tiros", lamentó un vecino.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico