Pablo Pérez fue echado de la práctica y se defendió: "he pegado peores"

El mediocampista le pegó una durísima patada a Tomás Fernández en el entrenamiento y Guillermo Barros Schelotto lo echó. Al salir del predio, hizo su insólito descargo.

"Me calenté y le pegué una patada porque me pasó cuatro veces", dijo el ex jugador de Newell's Old Boys según Fox Sports, antes de retirarse del predio de Casa Amarilla tras darse una ducha.

"Fue de viejo cascarrabias, pero he pegado patadas peores", agregó insólitamente Pérez, quien ya se encuentra a disposición del DT luego de cumplir la suspensión por acumulación de tarjetas amarillas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico