Padres de la Escuela Industrial presentaron recurso de amparo

Un grupo de padres de estudiantes de la Escuela Industrial de esta ciudad presentó a media mañana de ayer un recurso de amparo en un juzgado de Instrucción, al tiempo que anunciaron una concentración para mañana en la plazoleta del Gorosito. En Pico Truncado y Las Heras se realizaron masivas marchas.

Caleta Olivia (agencia)
A través de la presentación legal, los progenitores solicitan que se garantice el derecho a la educación de sus hijos, hastiados de las permanentes medidas de fuerza que adopta el gremio docente, teniendo en cuenta que ya suman casi 40 los días sin clases.
Además, a esto se suman otros conflictos del personal operativo de escuelas, afiliado a ATE, que también altera el normal desarrollo del ciclo lectivo.
En la tarde noche del lunes, los padres autoconvocados se reunieron en una de las aula de la Escuela Industrial N° 1, "General Enrique Mosconi", para intentar buscar una solución a esta problemática.
Uno de los voceros, Carlos Paredes, dijo que la convocatoria fue escasa e incluso especuló que "muchos no vinieron y parece que no les interesa la educación de sus hijos".
Sin embargo, a través de diferentes emisoras radiales y redes sociales, otros padres cuestionaron la escasa difusión que se dio a esa reunión, lo que conspiró para una masiva concurrencia. Por otra parte, Paredes indicó que elaboraron un recurso de amparo colectivo "para que la Justicia empiece a actuar y que nuestros hijos vuelvan a tener clases".
Al mismo tiempo, señaló que "no queremos entrar en conflicto con ningún gremio", aunque indudablemente manifestaron varias posturas ya que algunos padres apoyan la medida de los docentes y otros están totalmente en contra.
Cabe mencionar que esta no es la única acción que realizan los adultos en apoyo a los niños, ya que según indican algunas versiones, un grupo de padres decidió realizar tareas de limpieza en el edificio donde funcionan el colegio secundario Leopoldo Lugones y la Escuela Primaria Nº 13 para que los alumnos puedan asistir, teniendo en cuenta el paro del personal de maestranza afiliado a ATE.
En otros establecimientos, los padres presentaron notas en la dirección de cada escuela y también se generaron debates donde plantearon desesperadas propuestas en pos de solucionar los conflictos, las cuales contemplaban desde ser ellos mismos quienes dictaran clases en las aulas, hasta aportar 200 pesos cada uno para pagar el aumento al maestro de sus hijos.
Finalmente, invitaron a la comunidad a sumarse a una concentración prevista para mañana a las 14 en la plazoleta del monumento al Obrero Petrolero.

"NO QUEREMOS SER MAS SUS REHENES"
Previamente, en Las Heras (el viernes) y en Pico Truncado (el domingo), numerosos padres protagonizaron junto a sus hijos masivas marchas por calles céntricas pidiendo que se reanuden las clases, portando banderas argentinas y carteles a través de los cuales expresaron su malestar y preocupación.
A través de una carta que publicó en la red social Facebook Mariana Vargas -una estudiante-, se da cuenta de que "entendemos que un mejor salario es una lucha justa; sin embargo no coincidimos para nada con el método elegido para lograrlo".
"Los daños causados a los estudiantes son irreparables, como las clases perdidas. Como alumna de una escuela del Estado tengo todo el derecho del mundo de poder disfrutar de clases normales", sostuvo.
Finalmente expresó que "estoy a punto de terminar el quinto año de la secundaria y al igual que yo, muchos de ustedes, alumnos y padres, sentimos bronca y angustia de que este tema que nos perjudica como sociedad no tenga una solución. ¡Basta de paros!
¡Yo quiero estudiar! ¡No queremos ser más sus rehenes!".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico