Pais apunta a que sólo se puedan recetar medicamentos genéricos

Argentina cuenta con una ley sobre prescripción de genéricos desde 2002, una norma que si bien originalmente establecía que el médico debía prescribir el nombre genérico del medicamento y no la marca comercial, más tarde la ley se modificó para permitir que se agregara la marca. El senador chubutense buscar revertir el cambio, para evitar prácticas monopólicas de laboratorios y médicos, y fomentar la sustitución de importaciones en el rubro farmacéutico.

Mientras los datos periodísticos más recientes indican que el cumplimiento actual de esa norma es muy bajo, y que el incumplimiento de los médicos llega al punto de indicar en las recetas la marca comercial con letras más grandes que el nombre genérico del medicamente. Mientras, en algunos casos ni siquiera mencionan el nombre genérico.
En tal sentido, el senador nacional Juan Mario Pais presentó un proyecto para introducir una nueva modificación a la proponiendo directamente que "se elimine la posibilidad de que el médico recete el nombre comercial en detrimento del nombre genérico, el cual es obligatorio, permitiéndoles llevar a cabo esta acción sólo en los casos que por razón fundada se considere indispensable su uso".
"Es cada vez más evidente el incumplimiento de la ley vigente por parte de todos los actores involucrados, ya sean médicos que no incluyen los nombres genéricos en las recetas y privilegian ciertas marcas comerciales, como farmacéuticos y obras sociales que aceptan dichas recetas mal confeccionadas y perjudican a los consumidores, que a su vez desconocen el texto de la normativa que los protege", reclama el senador.
Contrasta que mientras en 2006 los medicamentos genéricos acaparaban el 40% del mercado, en 2013 alcanzaron sólo entre un 9% y 10%, cuando en países desarrollados el porcentaje es notablemente mayor : el 68% en Estados Unidos 68%, el 78% en el Reino Unido, y el 63% en Francia , entre otros.
Además, recordó que la ley de medicamentos genéricos fue sancionada en un marco de crisis económica y pretendía una mayor amplitud de elección por parte de los consumidores frente al creciente aumento en los costos de mercado.
Agrega: "en la actualidad también estamos inmersos en un proceso inflacionario que afecta el bolsillo de la sociedad, por lo que se vuelve importante fomentar la plena operatividad de una norma que busca, además de defender los derechos ciudadanos y evitar prácticas monopólicas, emprender un camino progresivo de sustitución de importaciones que impulse a la industria local".
"En una temática sensible donde el paciente confía en el criterio del profesional, es fundamental que se cumpla con el texto de la norma y se privilegie el uso de los nombres genéricos, siendo el Poder Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio de Salud el organismo encargado de controlar el cumplimiento de la ley y de promover los mecanismos de comunicación e información adecuados en la materia", subraya.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico