Pamela es víctima de violencia y pide que la Justicia acelere los tiempos

Pamela es una mujer nacida en Córdoba, madre de tres niños, habló con El Patagónico y comentó el sufrimiento que vivió con su expareja en Comodoro Rivadavia. Alojada en el refugio de La Casa denuncia que le dijeron que no puede seguir allí ya que es un lugar transitorio. La mujer reclama que la Justicia acelere su caso y pueda regresar a Río Tercero con sus hijos. "Estoy sin trabajo y me están dejando prácticamente en la calle de vuelta", indicó.

Pamela C. (30) decidió separarse luego de cuatro años de estar en pareja en noviembre del año pasado cuando la situación se volvió insostenible, según su testimonio a este medio.

Su expareja C.M.H (22), con el que tiene una hija de poco más de un año, al poco tiempo de convivir con ella comenzó con insultos y luego pasó a las agresiones físicas. "Era la segunda vez que me pegaba y en defensa propia lo corté en la parte de un brazo. La relación ya venía mal, a mediados del año pasado él me empezó a golpear y volvió a pasar, y decidí cortar la relación" expresó.

Aunque el miedo la paralizaba Pamela tomó valentía y radicó denuncias por violencia familiar en la Comisaría de la Mujer en kilómetro 5. La joven explicó que su expareja mantiene vigente una restricción de acercamiento.

Semanas atrás, Pamela junto con su abogada solicitó ante el Juzgado de Familia una medida cautelar que consiste en el cambio del centro de vida de la menor de sus hijas.

"Eso es lo que todavía estoy esperando de la jueza. Porque yo en Córdoba tengo la casa de mi familia. Acá estoy sola, sin trabajo", dijo.

"ME DICEN QUE ME TENGO QUE IR"

Pamela se aloja en La Casa desde el 23 de junio junto a sus tres hijos (9, 10 y 1 año y 6 meses).

Este sitio brinda asistencia integral y refugio a las mujeres víctimas de violencia y tiene como objetivos la contención de las mujeres en situación de crisis y la derivación de las víctimas a las instituciones pertinentes.

"Si dejo ese lugar no tengo donde ir", explicó la mujer y apuntó: "ahí en teoría tenemos que tener ginecólogo, actividades y el municipio nos debe brindar un trabajo y sólo tenemos el psicólogo".

Uno de los principales reclamos que expuso la víctima es la falta de coordinación entre autoridades judiciales, profesionales y encargados de la situación de las mujeres. "Vos preguntás qué debo hacer y te dicen 'no se tu legajo'. Me parece si ahí nos refugian por violencia deberían saber el estado de mi expediente".

"Hay casos que no se resuelven, son muchas injusticias, pensé que llegando a ese lugar se iba a resolver más rápido el mío y no pasa nada" lamentó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico