PAMI sólo garantizará los remedios gratuitos a jubilados que cobren menos de $8.491,7

El director ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni anunció ayer que los jubilados que quieran acceder al subsidio total en remedios deberán demostrar que cobran un haber mínimo, menor a $8.491,7 pesos mensuales. "Ahora, si tiene una prepaga, más de una propiedad, cobra pensión y jubilación o tiene un auto con una antigüedad menor a 10 años, será evaluada su situación", adelantó.

El director ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni, dijo ayer que "alguien que mantiene un avión o un barco y saca medicamentos gratis para la presión es parte de una defraudación del PAMI". Lo hizo al anunciar un brutal recorte a los subsidios de remedios que aplicará el organismo de jubilados y pensiones.
El régimen para poder acceder a este beneficio cambiará y sólo podrán acceder al subsidio quienes cobren menos o el equivalente a 1,5 haberes previsionales mínimos, es decir que para poder acceder al subsidio total en remedios cada jubilado deberá demostrar que cobra un haber menor de $8.491,7 pesos mensuales.
"Si la persona tiene un barco de lujo o un avión es inadmisible que cobre un subsidio social que le permite tener medicamentos gratis, porque se rompe el espíritu del beneficio. Ahora, si tiene una prepaga, más de una propiedad, cobra pensión y jubilación o tiene un auto con una antigüedad menor a 10 años, será evaluada su situación", señaló Regazzoni.
El titular del PAMI aclaró que todos aquellos jubilados o pensionados que tengan tarifa social van a seguir siendo beneficiados con el subsidio de PAMI. "El principio que va a regir es que todos tengan los remedios que necesitan, que no se empobrezca el jubilado por esto. Pero corrigiendo las irregularidades o los abusos. El subsidio sigue, sólo se va a revaluar la situación si tiene alguna condición", agregó.
El directivo, no obstante, especificó que existe lo que se llama "vía de excepción", norma pensada para evaluar casos específicos que "rige para toda la administración pública cuando se otorgan subsidios, ya sea para ver quién debe recibirlos, como para detectar a quién no le corresponde".
Las personas que conviven con VIH, cáncer, son trasplantados o insulino-dependientes, por ejemplo, tienen una cobertura del 100% en remedios, y "eso no se toca", aseveró el titular de la obra social.
En tanto, los medicamentos llamados ambulatorios, que tienen un descuento del 50% y los que son para pacientes crónicos que poseen una reducción del 80%, "tampoco se tocan", añadió, porque "lo que estamos revisando es que reciba remedios gratis quien realmente lo necesita, es decir, quien está en situación de vulnerabilidad".

EXCLUIDOS POR UNA MEDIDA INCONSTITUCIONAL
Lo cierto es que hasta el viernes, quienes cobraban menos o el equivalente a 1,5 haberes previsionales mínimos accedían a una cobertura del 100% en medicamentos generales. Lo mismo sucedía con aquellos afiliados que ganaban más de 1,5 haberes, pero que destinaban el cinco por ciento o más de sus ingresos al pago de remedios. Entre ambas categorías sumaban 1,6 millones de afiliados con esta bonificación.
Según publicó el diario La Nación en su edición impresa de ayer, con esta medida muchos jubilados dejarán de recibir los medicamentos de manera gratuita. Así podrían quedar excluidas las personas que sean propietarias de más de un inmueble o que de los registros surja que tienen un vehículo de menos de 10 años (con la excepción de aquellos que posean un certificado de discapacidad).
Tampoco podrán hacerse de medicamentos gratis los que sean dueños de embarcaciones o de aeronaves. Otro universo que perdería el acceso a la bonificación son aquellos jubilados que, además de PAMI, cuenten con una prepaga. Según los datos de la institución, de los cinco millones de afiliados que tiene la obra social, entre 100.000 y 200.000 tendrían además un plan de medicina prepaga.
"Seguro hay irregularidades y negociados, pero esto genera un estado de angustia en el resto de los jubilados", opinó el Defensor del Pueblo de la Tercera Edad, Eugenio Semino, en diálogo con Radio 10 al conocer esta noticia.
En el mismo sentido, opinó el Fiscal de la Seguridad Social, Gabriel De Vedia, quien aceptó que "en principio parece razonable" la medida anunciada de recortar la entrega de medicamentos gratuitos a jubilados que posean un alto estándar de vida u otras prepagas alternativas, pero calificó la medida como "inconstitucional ya que contempla que la seguridad social debe ser progresiva no regresiva", señaló.
"La seguridad social no puede ser regresiva. Es regresivo que primero le otorguen medicamentos y luego se los saquen. El Estado tiene que ser protagonista indispensable de la Seguridad Social", sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico