Panamá Papers: Casanello se declaró incompetente en la causa

El juez Sebastián Casanello no seguirá interviniendo en la investigación sobre la presunta omisión maliciosa cometida al completar la declaración jurada patrimonial de Mauricio Macri.

El juez federal Sebastián Casanello resolvió declararse incompetente en la causa en la que está imputado el presidente Mauricio Macri, entre otros, conocida como "Panamá Papers". El caso ya no tramitará en el fuero federal, pero continuará investigándose en el fuero de instrucción y en el penal económico en caso de que pueda existir algún delito tributario.
De esta manera, el magistrado no seguirá interviniendo en la investigación sobre la presunta omisión maliciosa que habría sido cometida al completar la declaración jurada patrimonial de Macri. El juez remitió el expediente al Juzgado de Instrucción N°20 por conexidad con otra causa que tramita allí por enriquecimiento ilícito cuando el Presidente era jefe de gobierno porteño.
Casanello entendió que en lo que resta del objeto procesal, en el tramo orientado, a "determinar si la "vida social" de las empresas infringió algún tipo penal y, en ese caso, si el mandatario tuvo que ver con la puesta en movimiento de ese comportamiento societal, ante la posible infracción a la ley 24769 sobre régimen penal tributario, debe ser remitido a la Cámara en lo Penal Económico a fin de que se sortee el juzgado que deberá investigarla.
El juez resumió que llevó a cabo un detalle de las hipótesis investigadas, y colocó inicialmente aquella que se orientaba en determinar si la "vida social de las empresas (Fleg Trading radicada en Bahamas, y Kagemusha radicada en Panamá) había infringido algún tipo penal".
En tanto, recordó que respecto de esa premisa, el presidente del organismo encargado a nivel nacional del "análisis, tratamiento y transmisión de información a los efectos de prevenir e impedir el lavado de activos", la Unidad de Información Financiera (UIF), había concluido que "en definitiva, no vemos en autos, ni teniendo en cuenta la información que obra en esta unidad, actos concretos que puedan tener virtualidad para configurar la hipótesis prevista en el artículo 303 del Código Penal de la Nación".
A esa conclusión arribó el organismo tras remarcar que Fleg Trading había sido dada de baja del registro de Bahamas por falta de mantenimiento desde el año 2008; que Kagemusha había sido disuelta por haber tenido morosidad de diez años consecutivos en el año 2006; que no había sido posible acreditar documentalmente la existencia de un pago de u4S 9 millones de Fleg Trading a Socma S.A y al no tener acreditado ese extremo no era posible tener por acreditada una hipotética inversión posterior, en cualquier empresa, particularmente en Martex do Sul, Mega Consultoría e Intron Brasil; que Owners do Brasil había ingresado a las empresas en el año 2007 mientras que los hechos que se investigan datan del año 1998 lo que denotaba una ruptura de nexo causal entre los sucesos; y que de las participaciones accionarias en las empresas mencionadas no surgía elemento alguno que permitiera vislumbrar una hipótesis delictiva de lavado de activos.
Paralelamente, el juzgado de Casanello valoró que los exhortos diligenciados por la justicia de Bahamas, Panamá, Brasil y Uruguay no habían aportado ningún dato relevante sobre la hipótesis sospechada, en tanto no se hallaron pruebas vinculadas con transacciones sospechosas, ni cuentas o movimientos bancarios de dudosa procedencia.

INCOMPETENCIA

Así, Casanello, luego de valorar aquellas respuestas, señaló que sólo restaba en relación a lo que se conoce como los Panamá Papers, aguardar las conclusiones a que podría arribar el organismo recaudador (AFIP) en función de las investigaciones en marcha ante esa sede.
Ante ese escenario, y frente a la existencia de dichas investigaciones y un posible remanente impositivo, al haber descartado la hipótesis de lavado de activos, el tribunal entendió que la decisión que correspondía adoptar conducía a declarar la incompetencia del fuero federal para seguir interviniendo.
Asimismo, remarcó que ante el fuero ordinario se está llevando adelante una investigación por el posible delito de enriquecimiento ilícito del por entonces Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, e indicó que la Cámara Federal de Apelaciones señaló ésta causa al advertirle a Casanello que no podía abordar aspectos investigados por otros magistrados.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico