Paolo Goltz llegará a Boca, que quiere a Guido Pizzarro y Lautaro Acosta

El defensor del América de México confirmó anoche su incorporación, mientras que el mediocampista de Tigres de México y el delantero de Lanús están en los planes del técnico Guillermo Barros Schelotto, quien además pidió las continuidades del lateral izquierdo Jonathan Silva y el atacante Ricardo Centurión.

El flamante campeón Boca Juniors concretó su primera incorporación, el zaguero Paolo Goltz, del América de México, mientras su entrenador Guillermo Barros Schelotto, tiene en la mira al mediocampista central Guido Pizarro y al delantero Lautaro Acosta, y además pidió las continuidades del lateral izquierdo Jonathan Silva y el atacante Ricardo Centurión.
Goltz, de 32 años, se sumará al club "xeneize" por una suma cercana a los 2 millones de dólares y firmará contrato por tres años. El central, que además era pretendido por Independiente, eligió jugar en Boca y definió la negociación.
Barros Schelotto y su hermano Gustavo se reunieron ayer a la tarde con el presidente Daniel Angelici, en el despacho del mandatario, y luego del encuentro de tres horas de extensión, el entrenador manifestó que "no se habló del contrato del cuerpo técnico sino de jugadores", aunque se supo que firmará un contrato de continuidad por 18 meses.
En la parte defensiva la prioridad era Goltz, quien no fue tenido en cuenta por el entrenador Miguel Herrera. Otra prioridad, pero en el mediocampo, es Guido Pizarro, volante central de Tigres de México, cuya rescisión del contrato es de 6 millones de dólares y Boca hará una oferta por ese valor.
Cristian Pavón viajó a Italia para obtener la nacionalidad italiana y el consiguiente pasaporte comunitario, y el viernes se trasladaría a Rusia para firmar su vinculación al Zenit, en una transferencia por 22 millones de euros.
Y en su lugar el entrenador de Boca apuntó a Lautaro Acosta, quien estuvo en el "Xeneize" en 2012, con Julio César Falcioni como técnico.
Guillermo solicitó la continuidad de Ricardo Centurión, cuyo préstamo también vence este viernes, y la opción de compra al San Pablo asciende a 6,2 millones dólares.
Angelici va a analizar la situación por la vida privada del jugador, que no puede salir del país hasta antes de diciembre por una causa por violencia género con su ex pareja, y en caso de que el presidente sea convencido por el entrenador, Boca buscará la prolongación del préstamo o bajar la opción.
Barros Schelotto pidió también que Jonathan Silva, cuyo préstamo se vence el viernes, se quede en la institución y por eso Boca ofrecerá a Sporting de Lisboa, dueño del pase, una prórroga del contrato por un año y medio más.
Y negociaría la salida del defensor colombiano Frank Fabra quien, por pedido del entrenador de la selección colombiana José Néstor Pekerman, iría a un club adonde pueda llegar a jugar; y en ese sentido el futbolista tiene ofertas de Europa y del Flamengo de Río de Janeiro.
Barros Schelotto confirmó que Fernando Tobio no seguirá su carrera en Boca porque es muy alta la opción del Palmeiras, en tanto que si Gino Peruzzi tuviera alguna oferta se irá y, en ese caso, el elegido para reemplazarlo será el paraguayo Víctor Ayala, que fue dirigido por Barros Schelotto en Lanús.
Por otra parte cayó el interés por el uruguayo Diego Polenta, de Nacional de Montevideo, que fue ofrecido a Angelici y sobre el cual Guillermo dijo que "hay otras prioridades".
Por último, un juvenil boquense Facundo Colidio, de sólo 17 años e integrante del seleccionado argentino Sub 17, podría continuar su carrera en la Juventus de Italia.
Boca volverá al trabajo el lunes 17 de julio, en principio en el complejo de la Asociación del Fútbol Argentino de la localidad bonaerense de Ezeiza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico