Para 2017 las marcas chinas proyectan vender más de 14 mil vehículos en el país

En el mercado automotor argentino los importadores Chery, Lifan y Geely esperan vender en 2017 más de 14.000 unidades dentro del segmento de los SUV (Sport Utility Vehicles) y de los autos chicos con mayor equipamiento y precios bajos, de modo que alcanzarían una participación de 2% en las ventas nacionales.


Las firmas Chery y Lifan ya venden sus productos en el país y en pocas semanas se sumará Geely, una de las empresas más importantes en la producción de vehículos en China, que también cuenta con representaciones comerciales en Brasil y Uruguay.
"Argentina es un mercado interesante para comercializar los productos fabricados en Oriente, ya que con un dólar estable y una equilibrada gama de productos se puede competir frente a las automotrices locales con autos mejor equipados y, fundamentalmente, con precios más bajos", expresaron a Télam directivos de empresas importadoras de automóviles chinos.
Chery Argentina fue la primera en llegar al país, en 2008. En la actualidad, con casi 7.000 unidades anuales, es la marca de autos china que más vende en nuestro mercado.
Consultado por Télam, Diego Pizzichini, gerente de Marketing de Chery Argentina, señaló: "este año vamos a alcanzar cerca del 1 por ciento del mercado con una gama compuesta por modelos que tienen una gran aceptación como el QQ, que es un city car moderno; y la Tiggo, un SUV que compite dentro de un segmento de modelos fabricados en el Mercosur".
En relación con las previsiones de venta para 2017, Pizzichini comentó: "tenemos buenas expectativas. En poco tiempo más vamos a presentar la Tiggo 5, con un alto equipamiento interior, y luego vamos a completar nuestro portfolio con el sedán Arrizo 7. Con esta gama, creemos que nuestras ventas van a subir un 25% para el año que viene".
Los importadores chinos admiten que dentro de sus planes están adueñarse del segmento de los "city cars" y tener una mayor participación entre los SUV, del Segmento B, para competir frente a modelos como la Ford EcoSport o la Renault Duster. Un vocero de Geely adelantó: "a partir de diciembre comenzaremos a vender no sólo el LC (segmento A), sino también el LC Cross (tipo aventurero), el 515 de 4 y 5 puertas y el Emgrand EC7, un gran sedán con alto equipamiento interior".
Los precios de Geely estarán en un rango de entre los 190.000 y los 350.000 pesos, según el modelo, y esperan vender más de 5.000 unidades en 2017.
Por el lado de Lifan, otra de las marcas chinas que llegó al país en 2015, las previsiones de venta para este año se acercan a las 500 unidades sobre la base de modelos del segmento de los SUV (X60), compactos (X50) y pequeños camiones (Foison).
Consultada por Télam, Paula Cavicchioli, directora general de Lifan Argentina, señaló: "este es un año de grandes desafíos debido a la transición entre dos contextos políticos y económicos muy distintos, por lo que nosotros apuntamos a consolidarnos entre 2017 y 2018".
Sobre la previsión de ventas para el próximo año, Cavicchioli comentó: "a lo largo del primer semestre del 2017, nuestra marca estará más consolidada y con una red de veinte concesionarios, por lo que estimamos un nivel de ventas por encima de las 1.000 unidades".
En relación con el futuro de las marcas chinas de automóviles en el mercado argentino, la CEO de Lifan en el país agregó: "creemos que los productos de China son muy competitivos y tienen una importante presencia en los países limítrofes. En este nuevo y favorable contexto por el que pasa la Argentina, no dudo que la presencia de marcas asiáticas seguirá en aumento en el mercado automotor local".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico