Para Cisneros, solo la declaración de emergencia frenaría la renuncia de pediatras

El director del Hospital Regional, Luís Cisneros brindó su apoyo al servicio de pediatría que hoy en conferencia de prensa anunció su renuncia por falta de garantías de calidad del servicio. Asimismo, advirtió que mantuvo diálogo constante con autoridades del Gobierno provincial y que desde allí se confirmó que Comodoro será la prioridad ante la llegada de pediatras. No obstante, espera la declaración de emergencia.

Tras la renuncia masiva en el servicio de Pediatría del Hospital Regional habló el director de la institución, Luís Cisneros, quien además de respaldar la decisión tomada por los profesionales ante una situación límite que pone en riesgo la calidad de atención de niños internados, aseguró que para buscar una salida al conflicto mantiene diálogo abierto con autoridades provinciales.

"Hablé con el vicegobernador Mariano Arcioni, que está atento al tema", dijo Cisneros y reconoció que hasta el momento el único compromiso que se asumió desde Provincia fue que: "Comodoro, tendrá prioridad para el ingreso de pediatras, el Gobierno nos va a garantizar que el primer profesional que venga a la provincia sea para este destino", comentó el doctor en diálogo con Radio Del Mar.

Mientras, Cisneros señaló que la declaración de "emergencia pediátrica" será lo único que oxigenará la situación que hoy atraviesa el Hospital Regional: "esto permitirá contar con más recurso humano, además podremos parar las renuncias y proyectar la llegada de recursos económicos, también podremos sentarnos a charlar de otra manera, con participación incluso la defensa pública".

Al margen del pedido urgente de los profesionales, Cisneros comentó que para el mes de noviembre está proyectado el ingreso de una profesional proveniente de la provincia de Mendoza. "Es una profesional que ya conoció el servicio, estuvo en Comodoro, y como pasa comúnmente, quien llega acá se enamora de lo que se hace y va a volver".

En tanto, la exigencia del cumplimiento de la apertura de las guardias en clínicas y sanatorios privados, sigue siendo una demanda incumplida para poder conseguir bajar el centenar de consultas por guardia que se suma a los cerca de 40 niños que tiene que atender cada pediatra en internación por día.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico