Para Cristina, la muerte de Carlos Menem Junior "no fue un accidente"

"Nunca accedí siendo Presidente a ningún dato específico de la causa. Nunca vi el expediente, nunca nadie me referenció nada y lo que conozco es a través de las manifestaciones de la madre, de los abogados que la acompañan y de los medios de comunicación", aclaró Cristina Kirchner.

La ex presidente Cristina de Kirchner declaró ante la Justicia que la muerte de Carlos Menem Junior, quien falleció al caer a tierra el helicóptero en el que viajaba en marzo de 1995, fue producto de un "atentado".
"Pienso sinceramente que no ha sido un accidente, de acuerdo a pericias de Gendarmería que se publicaron en los medios y nadie desmintió que dan cuenta del hallazgo de perforaciones de bala en el fuselaje del helicóptero, como así también pude leer en distintas publicaciones sobre la presencia de una ambulancia en las inmediaciones del lugar que se hizo presente casi de inmediato", subrayó.
Según aclaró en su testimonial ante el juzgado federal de Río Gallegos, la ex mandataria tiene "la opinión, casi la convicción, de que no se trató de un accidente y que el hecho que tuviera como víctima al hijo del entonces Presidente (Carlos Menem) obviamente lo convierte en un atentado".
Cristina de Kirchner afirmó haber mantenido reuniones tanto con Zulema Yoma como con su hija, Zulema Menem, una de ellas en Olivos, aunque no recordaba que a esta última le hubiera referido que a su "hermano lo habían matado en un plan de un tercer atentado", luego de la AMIA y del que tuvo lugar en la Embajada de Israel.
"Nunca accedí siendo presidente a ningún dato específico de la causa. Nunca vi el expediente, nunca nadie me referenció nunca nada y lo que conozco es a través de las manifestaciones de la madre, de los abogados que la acompañan y de los medios de comunicación", aclaró la ex presidente sobre sus dichos.
También recordó que por primera vez se juntó con Zulema Yoma en el año 1996, cuando ella era senadora por la provincia de Santa Cruz.
"Cómo me enteré del hecho lo recuerdo, porque fue muy importante, estaba en la residencia de la Gobernación, mi marido era gobernador, y entró una empleada de su residencia que estaba escuchando la radio a decirme que habían matado al hijo del presidente, que había tenido un accidente. Luego obviamente accedo a un montón de información en los medios", indicó.
Era la última declaración de los ex presidentes, pues el juez del caso, Carlos Villafuerte Ruzo, ya escuchó como testigos a Eduardo Duhalde, Alberto Rodríguez Saa, Fernando De la Rúa, Ramón Puerta y Eudardo Camaño.
El año pasado, se realizó un nuevo peritaje sobre un estudio comparativo de imágenes entre las tomadas minutos después de la caída del helicóptero en San Nicolás y aquellas captadas años después de los restos de la nave.
En el estudio hecho por peritos oficiales, Elisa Colombo y José Barraza, dependientes del CONICET, se concluyó que no se observaba en las imágenes impactos de bala, con lo cual echaron por tierra la hipótesis de un atentado: del cobertor del hidráulico de la nave se constató "un orificio de forma irregular, que habría sido producido por el impacto de un objeto irregular tipo esquirla, descartándose que se trate de una bala", indicó el informe.
No obstante, la querella y sus peritos, Roberto Locles y Enrique Prueger, contradijeron la pericia, acusaron a los expertos oficiales de falsear las conclusiones y sí dijeron que quedó en evidencia que la nave recibió disparos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico