Para Frigerio "el ajuste tarifario en 2016 ya está terminado"

El tope del 400% es sólo para el consumo residencial de gas, pero para el comercio hasta el momento están firmes los incrementos de hasta 1.400%, para quienes el gobierno ofreció el pago en cuotas de la tarifa, cuestión que volverá a ser debatida con los gobernadores patagónicos.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, reconoció que el tope de 400% de ajuste de las tarifas de gas en la Patagonia implica un "aumento importante", pero dijo que "el ajuste tarifario en 2016 está terminado". Además, estimó que las causas judiciales que se iniciaron tras el incremento "van a ir cayéndose solas".
"Estamos de acuerdo con que un 400% es un aumento importante. Pero durante diez años las tarifas estuvieron congeladas, con una inflación acumulada del 700%. Ahora, con este tope, buscamos igualar los aumentos en todo el país", sostuvo el funcionario.
El tope del 400% es sólo para el consumo residencial de gas, pero para el comercio, hasta el momento, están firmes los incrementos de hasta 1.400%, para quienes el gobierno ofreció el pago en cuotas de la tarifa, cuestión que volverá a ser debatida con los gobernadores patagónicos.
En declaraciones a radio Del Plata, Frigerio sostuvo que la suba de tarifas tiene por objetivo "generar incentivos para la inversión", ya que "el gas se está acabando y su importación es mucho más conflictiva que la del petróleo".
El ministro ratificó que "nos volvemos a juntar con los gobernadores (tras el encuentro que mantuvieron el martes último) para evaluar alternativas" con respecto al impacto del aumento tarifario en las pymes patagónicas.
"Tenemos que ver sector por sector cuál es la situación y cómo preservar las fuentes de trabajo", anticipó.
Tras la reunión de esta semana en la Casa Rosada, los gobernadores de Chubut, Mario Das Neves, y Río Negro, Alberto Weretilnek, advirtieron que sigue siendo alto el tope del 400% y consideraron que el gobierno nacional actuó en forma "poco seria" para fijar ese porcentaje.
Por otra parte, Frigerio consideró que la judicialización del tema tarifario "es previa a la reunión que tuvimos con los gobernadores, por eso creo que eso va a ir cayéndose solo. Pero por supuesto, el Estado nacional va a defender su posición en la Justicia".
Además, el ministro insistió en que "lo que generaba el congelamiento tarifario era una mala conducta del usuario" en cuanto al gasto de energía.
"En los hoteles del sur tenían el gas a la máxima potencia y eso era insostenible", enfatizó el titular de la cartera política, quien agregó: "cuando uno ve las películas de países nórdicos se ve que la gente cuida mucho el gas".
Por su parte, el director de YPF, Emilio Apud, dijo que la tarifa actual de energía eléctrica cubre entre un tercio y la mitad de los costos, pese a los recientes ajustes, y aseguró que si se mantenía el esquema de tarifas bajas y subsidios "nos íbamos a quedar sin luz y sin gas".
"En promedio, en electricidad se está pagando entre un tercio y la mitad de lo que cuesta, es decir que todos estos ajustes, que fueron fuertes, no resuelven el problema. Lo que se pagaba antes era menos de 10% del costo, tal es así que había un subsidio no declarado que era pagarles los sueldos a las distribuidoras de energía eléctrica y perdonarles el pago de la energía eléctrica que distribuían, una cosa que no tenía razón de ser", dijo Apud a radio Mitre.

"LA GENTE TIENE QUE ENTENDER"
En ese sentido, dijo que "la gente tiene que entender que lo que no se paga por un lado, se paga por otro lado; y peor, se paga con inflación y con deterioro del servicio: nos íbamos a quedar sin luz y sin gas. Esa situación era anómala, no era sostenible en el tiempo".
Apud agregó que "lamentablemente es así, se están sincerando las tarifas que durante 10 años estuvieron planchadas. Hace 15 años estábamos pagando tarifas más caras en términos constantes, que lo que estamos pagando ahora".
En cambio, consideró que a partir de los aumentos "va a haber más racionalidad en el consumo y por lo tanto también bajará la cuenta que uno paga".
Y concluyó: "Eramos muy derrochones. Hay estadísticas que el consumo residencial per cápita de los argentinos era mucho mayor que en otras partes del mundo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico