Para la Sociedad Rural hay una sola verdad

En línea con el Gobierno, o viceversa, la Sociedad Rural Argentina (SRA) habló de "grupos extremistas de origen indígena en el Sur" como justificación de la represión. Y no hicieron ninguna mención a la desaparición de Santiago Maldonado.

El texto de la SRA, entidad que preside Luis Miguel Etchevehere (aquel del escándalo con Martín Buzzi en Comodoro en 2015), figuran frases como "grupos extremistas", "grupo criminal", y ni una sola palabra sobre la desaparición forzosa de Santiago Maldonado, el joven que acompañaba el reclamo indígena.
La lógica recrea la época más oscura del pasado reciente, donde bajo esos argumentos se justificaron los peores crímenes de lesa humanidad por parte de la dictadura cívico militar, que en su momento también contó con el apoyo de los sectores concentrados del campo.
Para la SRA, hay un "hostigamiento y el violento ataque del grupo delictivo conocido como Resistencia Ancestral Mapuche (RAM)". Pero nada figura sobre la represión de Gendarmería el 1 de agosto en la ruta 40, en la que varios testigos ubican a Santiago Maldonado, hoy desaparecido,
La Rural afirmó que "es importante que se esté actuando frente a la problemática, ya que son muchas las familias de productores que sufren la amenaza constante de este grupo criminal, que por años se manejó con total impunidad".
"Es hora de que la Justicia aplique la ley en tiempo y forma. A pesar de todas las pruebas que existen en contra de estos grupos criminales, hay jueces que actúan con llamativa demora", sostuvo la entidad que tiene como socios a los directivos del grupo Benetton, quienes sostienen antiguas disputas con la comunidad mapuche por la propiedad de tierras.
Maldonado está desaparecido hace 9 días y los testigos apuntan al accionar de la Gendarmería Nacional. El Gobierno, en boca de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo no saber si Maldonado efectivamente estaba allí porque "estaban todos encapuchados" y decidió poner el foco en cambio en el accionar de estos grupos para justificar la represión.
En Chubut también hicieron lo mismo varios dirigentes, como el intendente de Esquel, Sergio Ongarato (Alianza Cambiemos), y el ministro de Gobierno, Pablo Durán. Mientras tanto, el secretario provincial de Derechos Humanos, Oscar Petersen, nada dijo sobre el tema.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico