Para los empresarios de Santa Cruz, 2017 será "peor" que el año pasado

El titular de la Federación Económica de Santa Cruz, Guillermo Polke, se refirió a la implementación de Precios Transparentes y a la actualidad económica que atraviesan el país y la región a partir de las decisiones económicas del gobierno nacional. De manera categórica, el empresario aseguró que "no hay ninguna señal de una hipotética mejora económica".

El presidente de la Federación Económica de Santa Cruz (FESC), Guillermo Polke, aseguró el viernes que "el 2016 fue un año desastroso para la inmensa mayoría de los argentinos" e indicó que "honestamente no hay ninguna señal desde la conducción económica del gobierno nacional que nos permita pensar que el 2017 sea un año mejor, por el contrario. Realmente desde lo personal creo que va a ser mucho peor", sostuvo.
Polke indicó que "tanto el comercio, como la pequeña y mediana empresa santacruceña, están transitando la peor etapa en los últimos 14 años. Es un dato relevante el número de pérdida de puestos de trabajo, consecuencia que deviene en lo comercial de la caída estrepitosa de las ventas y el alza indiscriminada en las tarifas de los servicios".
Para el titular de la FESC, "hay una postal cotidiana del paisaje urbano, la de los locales cerrados; en algunos casos importantes ubicaciones en pleno centro que no logran alquilarse durante muchos meses, lo que permite calcular la gravedad de la crisis".
En este sentido agregó que a ese panorama se le suma "que la obra pública no se reactiva" lo que lleva a que muchos trabajadores estén parados y que los comercios y empresas que se vinculan a este tipo de actividades también lo estén.

PRECIOS TRANSPARENTES
En este contexto, Polke se refirió a Precios Transparentes, la nueva política de la Secretaría de Comercio de la Nación del gobierno de Mauricio Macri, indicando que se trata de "una medida que tendría que haber sido para activar el consumo, que es lo que estamos necesitando en el país para que se reactiven las fábricas; para que se reactive la industria; para que los comercios dejen de cerrar las puertas. Bueno, generó totalmente lo contrario", acotó.
En concreto advirtió que el resultado de la medida fue "un inclinamiento en los precios que va entre el 50% y el 70% en lo que era 12 cuotas y hoy nos encontramos con una situación de desinformación total porque realmente un comerciante no sabe cómo tiene que agarrar y publicitar los precios".
También sostuvo que se trata de "una medida que no contempla diferencias porque una cosa es vender un televisor, un electrodoméstico" y otra "una casa de repuestos automotor donde son caros y tal vez solo podían venderse en 12 cuotas y ahora el comerciante de esta casa de repuesto tiene que poner infinidad de carteles por cada tarjeta, por cada plan de pago, por cada interés que pueda llegar a cobrar. Es una medida que no mejora el consumo para nada", afirmó. "Al único sector que le está yendo bien es al financiero", acotó el empresario.
Las decisiones del gobierno central sobre frenar las obras "está afectando de manera importante el circuito económico de la provincia y dañando gravemente el poder adquisitivo de los santacruceños", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico