¿Para qué sirve la mamografía?

Es una radiografía de las mamas, puede ser molesta pero no es dolorosa. Con este estudio es posible detectar el cáncer de mama en su fase temprana, cuando todavía no presenta síntomas ni es palpable. Eso permite que haya más posibilidades de curación.
El cáncer de mama tiene mayor incidencia a partir de los 50 años por lo cual, se recomienda que todas las mujeres entre los 50 y 70 años, sin riesgo aumentado de cáncer de mama (es decir, sin antecedentes familiares de cáncer) se realicen una mamografía cada dos años.
• La paciente se coloca de pie frente a una máquina especial de rayos X.
• El o la radióloga/o colocará la mama de la paciente sobre una placa de plástico transparente y la cubrirá por encima con otra placa, presionando firmemente.
• Tomará la primera radiografía.
• Los pasos se repiten para tomar una imagen del costado de la mama.
• El o la radióloga/o repetirá el mismo procedimiento con la otra mama.
RECOMENDACIONES
• No es aconsejable hacerse una mamografía la semana anterior o si se está menstruando.
• El día del estudio no usar desodorante, perfume ni talco, ni cremas bajo los brazos o las mamas.
• Sacarse las joyas del cuello.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico