Paraguay no exige vacunación contra fiebre amarilla a quienes viajen desde Argentina

Al igual que Brasil y Bolivia, las autoridades sanitarias de Paraguay no solicitan a los argentinos certificado internacional de vacunación para ingresar a su territorio. La misma normativa rige para quienes viajen a la Argentina desde esos tres países.
Ante versiones que circulan sobre la supuesta obligatoriedad de inmunizarse contra la fiebre amarilla para ingresar a Paraguay desde la Argentina, el Ministerio de Salud de la Nación aclaró que las autoridades sanitarias del país vecino no exigen a los ciudadanos argentinos ni a los ciudadanos extranjeros que residen en el país la obligatoriedad de presentar un certificado de vacunación contra esa enfermedad para ingresar a su territorio.
Paraguay solicita el certificado de vacunación contra la fiebre amarilla a los viajeros de más de 9 meses de edad procedentes de países con riesgo de transmisión de la enfermedad o que hayan transitado durante más de 12 horas por un aeropuerto de un país con riesgo de transmisión de la enfermedad. Argentina es un país en el cual no existe riesgo de transmisión de la fiebre amarilla, como así tampoco Paraguay es un país con riesgo de infección.
La principal medida de prevención contra la fiebre amarilla es la vacunación. La utilización de repelentes, mosquiteros y ropa que cubra las piernas y los brazos también es recomendable para prevenir picaduras de mosquitos que pueden transmitir ésta y otras enfermedades.
Son varios los países que exigen a las personas que proceden de naciones en los que la fiebre amarilla es endémica la vacunación para poder ingresar a su territorio.
Por ese motivo, el Ministerio de Salud de la Nación provee gratuitamente esta vacuna a aquellas personas que van a viajar a zonas de riesgo y Paraguay no forma parte de la lista de países en los que hay riesgo de transmisión.
FIEBRE AMARILLA
La fiebre amarilla viral se transmite por la picadura de mosquitos hematófagos (como el Aedes aegypti) infectados previamente con el virus. No todos los mosquitos contagian la fiebre amarilla, sólo aquellos que previamente han picado a un individuo enfermo. Se denomina fiebre amarilla porque a muchos de los que se enferman se les pone la piel de ese color.
El contagio solamente se produce por la picadura de los mosquitos infectados. No se contagia a través del contacto personal, objetos ni por la leche materna.
Si bien cualquier persona puede contraer la fiebre amarilla, las personas de mayor edad y los niños tienen mayor riesgo de presentar complicaciones. Los síntomas iniciales son similares a los de la gripe: esencialmente vómitos y dolores musculares.
La vacunación contra la fiebre amarilla se evalúa por requerimiento de algunos países, con el objeto de prevenir la introducción del virus en su territorio; y por recomendación ante viajes a áreas de riesgo de transmisión, para prevenir la enfermedad.
Se recomienda la consulta médica, al menos 4 semanas previas a la partida, para recibir las recomendaciones de vacunación en función de los antecedentes personales y las características del viaje.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico