Pareja de novios enfrenta causas por robo y adulteración de receta médica

Mariano Figueroa (19) y Daiana Micaela Altamirano(19) desde Comodoro Rivadavia debieron comparecer ante la Justicia sarmientina por dos causas, una por desvalijar una vivienda y otra por adulterar una receta médica para comprar Alplax.

El Juez Roberto Casal, dictó el auto de apertura de juicio oral y público, contra Mariano Figueroa (19) y Daiana Micaela Altamirano(19),acusados por la Fiscalía, como presuntos autores de hechos de robo agravado y falsificación de instrumentos. En las próximas 48 horas, la Oficina Judicial, deberá designar un tribunal unipersonal para las audiencias de debate.

En la audiencia de hoy, la Fiscalía estuvo representada por la Fiscal Laura Castagno. Los imputados, participaron mediante el sistema de video conferencia desde la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia. La acusada Altamirano, fue asistida por el abogado particular Leopoldo Puricelli. En tanto, Figueroa, recibió el asesoramiento técnico del Defensor Público.

En la oportunidad, Casal, relató los hechos descriptos en las acusaciones públicas presentadas por el Ministerio Publico Fiscal. Luego enumeró los medios de prueba testimoniales y documentales, propuestos por la parte acusadora. Asimismo, los defensores no formularon objeciones a las piezas acusatorias, calificaciones legas escogidas y medios de prueba propuestos.

Así las cosas, el magistrado resolvió dictar el auto de apertura de juicio oral y público contra Daiana Altamirano y Mariano Figueroa, en orden a la calificación legal propuesta por la Fiscalía. También declaró admisible la prueba ofrecida y la acumulación de legajos propuesta por las Defensas.

CAUSAS

Las denuncias penales contra Daiana Altamirano y Mariano Figueroa, comenzaron el lunes 2 de mayo del año pasado. Ese día, entre las 09:00 y las 13:00, ambos ingresaron en una vivienda ubicada sobre calle Rivadavia entre Pellegrini y Avenida Estrada de la localidad de Sarmiento.

En el lugar sustrajeron: una computadora portátil; una cámara de fotos profesional, cuatro teléfonos celulares, una cartera de mujer tipo bolso color gris acharolado, lentes de mujer, una campera buzo, bordó con logo blanco con capucha una campera de hombre color turquesa, una campera de mujer color rosa, nueva , una campera marca , una campera de mujer de Nylon, color bordo y rosa flúor, rosa en su parte posterior y bordo en la inferior, una cartera de mujer con bordado floreado, tamaño mediano tejida, estilo artesanal, cinco frascos de perfumes, una linterna picana.

Además. los sospechosos, se llevaron: un juego de póker , alhajas, una mochila negra, tres remeras mangas cortas, documentación y boletas de servicios, una bolsa con ropa interior y traje de baño, un estuche con lentes de sol de mujer, un crucifijo, colgantes , y llaveros.

El testimonio de algunos vecinos, permitió a los investigadores obtener la descripciones de los imputados y ubicar la vivienda en donde se alojaban. Con estos datos, se libró una orden de allanamiento en una casa ubicada en la zona del barrio "Choique Nelaio", dónde se obtuvieron resultados positivos.

FALSIFICACION DE RECETA

Otro legajo de investigación abierto contra Altamirano y Figueroa, se origino a partir de un hecho ocurrido el 16 de agosto del 2016 , a las 12:00, en el interior del Hospital Rural de Sarmiento. Según los investigadores, la imputada y su novio Mariano Figueroa (18), se presentaron en la guardia del hospital, solicitando atención médica. Fueron asistidos por un médico, que dispuso dejar a Figueroa en observación, en la sala de guardia. Luego, el profesional, se retiro por unos instantes para atender otro paciente.

Aprovechando esa circunstancia, la pareja sustrajo varios recetarios con el membrete del hospital y los estamparon, con el sello del doctor que los había recibido. Finalmente, se retiraron del nosocomio sin previo aviso. Ese mismo día, a las 17:00, la pareja acudió a una farmacia ubicada sobre la calle Uruguay . Allí presentaron un recetario, con prescripción, firma y sello del galeno que los había atendido en la guardia. Solicitaron el medicamento Alplax ,por 60 comprimidos. Pagaron y se retiraron del local .

Los empleados de la farmacia, tuvieron dudas en torno a la prescripción y se comunicaron con facultativo, a los fines de consultarle por la situación. Al advertir la maniobra, el médico se dirigió a la comisaría local, donde radico una denuncia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico