París, otra vez bajo la sombra del terror: atacan a un policía frente a Notre Dame

El ataque se produjo frente a la emblemática catedral ubicada en pleno centro de París. Un agente abrió fuego contra el agresor después de que atacara a uno de sus colegas con un martillo, según una fuente policial.

Un hombre atacó ayer con un martillo a un policía antes de ser herido por disparos frente a la catedral de Notre Dame de París, en un contexto de amenaza terrorista alta tres días después de un ataque en Londres.
El atacante, que fue hospitalizado tras ser herido en el tórax, había gritado "es por Siria", indicó el ministro del Interior francés, Gérard Collomb. Según una fuente cercana a la investigación, el hombre dijo ser un soldado del califato del grupo Estado Islámico.
Además de un martillo, con el que hirió levemente en el cuello a un agente, el atacante llevaba cuchillos de cocina y un carnet que lo identifica como un estudiante argelino, pero que aún debe ser identificado, señaló Colomb.
El ataque se produjo frente a la emblemática catedral ubicada en pleno centro de París. Un agente abrió fuego contra el agresor después de que atacara a uno de sus colegas con un martillo, según una fuente policial.
Esta agresión se produce tres días después de un ataque en Londres en el que siete personas murieron y 48 resultaron heridas por tres hombres que embistieron a la multitud con un vehículo antes de apuñalar a transeúntes.
El ataque de Londres fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI). Unos días antes, el 22 de mayo, un ataque con bomba dejó 22 muertos y más de 100 heridos durante un concierto en Mánchester, también en Reino Unido.
Francia se encuentra en estado de alerta máxima tras una ola de atentados yihadistas que ha dejado 239 muertos desde el 7 de enero de 2015, cuando 11 personas murieron en un asalto a la sede del seminario satírico Charlie Hebdo.
El 13 de noviembre de ese año, un comando yihadista que juró lealtad al grupo EI mató a 130 personas en varios ataques en la capital francesa. El grupo Estado Islámico amenaza continuamente a Francia por su participación en la coalición militar internacional antiyihadista en Siria e Irak.

CAMBIAR LAS LEYES
La primera ministra británica, la conservadora Theresa May afirmó ayer que está dispuesta a cambiar las leyes que protegen los "derechos humanos" si eso sirve para combatir el terrorismo.
En un acto de campaña, a dos días para las elecciones generales británicas, May defendió la necesidad de "hacer más para restringir la libertad y los movimientos de sospechosos de terrorismo cuando haya pruebas suficientes para saber que suponen una amenaza".
"Si nuestras leyes de derechos humanos nos lo impiden, cambiaremos las leyes para poder hacerlo. Si soy elegida primera ministra el jueves, ese trabajo comenzará el viernes", indicó.

Tras el ataque terrorista que dejó siete muertos y 48 heridos en Londres el sábado -el tercer atentado que sufre el Reino Unido en menos de tres meses-, la jefa de Gobierno dijo que la policía y las agencias de inteligencia deben contar con los "poderes necesarios" para combatir una amenaza que considera "cada vez más compleja".
Por ese motivo, propone restringir los movimientos de los sospechosos de terrorismo aún cuando "no haya suficientes pruebas para presentar una acusación completa ante un tribunal".
May defendió asimismo condenas más largas para los condenados por delitos relacionados con el terrorismo y "hacer que sea más fácil para las autoridades deportar a sospechosos de terrorismo extranjeros de vuelta a sus propios países".
Según el programa electoral de May, el Partido Conservador no se plantea abandonar la Convención Europea de Derechos Humanos mientras dure el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), pero prevé "considerar un marco legal propio de derechos humanos una vez concluya el proceso" del "brexit".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico