Paritaria docente: gremios afirman que "el porcentaje ahora no es el problema"

La propuesta salarial que se analizaba había sido acordada con Bullrich, hace dos semanas, pero su firma debió postergarse en dos oportunidades -la última el viernes pasado- por la presión de algunos gobernadores que no podían hacer frente a esas erogaciones.

Anoche al cierre de esta edición se esperaba por un acuerdo entre el Gobierno y los cinco gremios docentes nacionales luego del cuarto intermedio para que las clases comiencen la semana que viene. El acuerdo salarial alcanzaría un 40 por ciento en el haber inicial de un maestro en dos tramos, el segundo de los cuales será en julio.
La reunión, que se desarrollaba en el Ministerio de Trabajo, entre el ministro de Educación, Esteban Bullrich, y los gremios comenzó en horas del mediodía y si bien se anunció una conferencia de prensa para las 13:30, la misma se fue postergando hasta que se anunció el pase a cuarto intermedio.
La propuesta salarial que se analiza había sido acordada con Bullrich, hace dos semanas, pero su firma debió postergarse en dos oportunidades -la última el viernes pasado- por la presión de algunos gobernadores que no podían hacer frente a esas erogaciones.
La promesa del Poder Ejecutivo nacional de auxiliar a aquellas provincias para solventar las diferencias salariales que surjan de lo acordado en la paritaria nacional parece haber dado resultado y hoy se firmaría el acuerdo, con lo cual el lunes comenzarán las clases.
La oferta anunciada por Bullrich consistía en un aumento del 40,1 por ciento en dos cuotas para el sueldo del maestro que inicia su carrera, que hoy es de 6.060 pesos. Ese sueldo, que lo cobra sólo un 8 por ciento de los docentes y en pocas provincias, pasaría a 7.800 pesos a partir de febrero y llegaría a 8.500 pesos a partir del 1 de julio. En ambos tramos del aumento está incluida una mejora del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid), que paga la Nación: 300 pesos en la primera cuota y 500 en la segunda.
Si el gobierno confirmaba anoche esa oferta, que había sido bien recibida por los gremios docentes, se comenzaría a cumplir con la Ley de Financiamiento Educativo, que establece que primero se fija el salario inicial nacional y luego se acuerda el resto de los sueldos de las provincias. Algo que desde la semana pasada el gobierno pretendía hacer al revés.
Del encuentro participan los gremios Ctera, Sadop, UDA, AMET y CEA, cuyos representantes ya advirtieron que no aceptarán ninguna modificación a lo acordado.

LAS DIFERENCIAS
En declaraciones a la prensa, el secretario general de UDA, Sergio Romero, explicó que la oferta que hizo Bullrich "es exactamente la misma en términos numéricos" que la realizada la semana pasada. En ese aspecto, todos los gremios están de acuerdo: el básico aumenta de 6.060 a 8.500 en julio.
Romero precisó que la discusión estaba centrada en otros puntos que completan el acta de la paritaria, y que impiden su firma aún. "Se está negociando cómo se compensará a las provincias, que sólo pueden dar suba del 25%. Queremos que esto quede bien claro", dijo Romero.
Y añadió: "Nos queremos ajustar a la Ley de Financiamiento Educativo y hemos incorporado puntos en el acta como responsabilizar al gobierno en los problemas financieros que tienen las provincias".
En tanto, desde Ctera, Sonia Alesso explicó que el cuarto intermedio hasta las 19 implica que seguirán "discutiendo" y aclaró: "Tiene que ver con los conflictos provinciales que están sucediendo y la preocupación que tenemos los gremios docentes en resolver esta situación".
"El problema no es la cifra. Planteamos una paritaria abierta. Si la inflación aumenta y el costo de vida aumenta, para nosotros no se puede cerrar la discusión. Las provincias tienen que seguir discutiendo", enfatizó Alesso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico