Parque Arqueológico neuquino podría ser declarado Patrimonio de la Humanidad

Colomichicó es un yacimiento rupestre al aire libre de singular importancia por la cantidad de grabados. La iniciativa fue dirigida desde la subsecretaría de Turismo al gobierno de la Nación.

La provincia del Neuquén solicitó a Nación que postule al Parque Arqueológico Colomichicó ante la Organización de Estados Americanos para la Educación y la Cultura (UNESCO) como Patrimonio Mundial de la Humanidad.
El pedido formal fue dirigido al subsecretario de Inversiones Turísticas del Ministerio de Turismo de la Nación, Sebastián Slobayen, a través de una nota firmada por el ministro de Producción y Turismo del Neuquén, José Brillo, y el subsecretario de Turismo, Andrés Méndez. La idea es que el Parque sea incluido en una "lista tentativa de Argentina" que maneja la Comisión Nacional Argentina de Cooperación con la Unesco (CONAPLU), organismo encargado de gestionar la propuesta.
Colomichicó es un yacimiento rupestre al aire libre de singular importancia por la cantidad de grabados y la variedad de sus motivos, dicho por los propios investigadores. Está ubicado en el Corredor Neuquén Norte y comprende 76 hectáreas y unos 800 bloques con diferentes motivos.
Se calcula que los grabados que allí se encuentran pertenecen a la cultura Pehuenche, cuya antigüedad es de alrededor de 1500 años. Se accede al parque a través de la Ruta Provincial Nº 43 y luego por la Ruta Provincial Nº 39.
Comprende alrededor de 2800 petroglifos, sobre más de 800 bloques, cuya antigüedad todavía no está definida. Los petroglifos de Colomichicó son muy variados, con puntos y líneas rectas, onduladas, quebradas, poligonales, circulares, angulosas y romboidales. El estilo predominante es el llamado "estilo de paralelas". La posición de los bloques se debe a un proceso natural y cuentan con una antigüedad de 62 millones de años.
El ministro de Producción y Turismo, José Brillo, destacó al respecto: "se trata de un sitio de los más importantes de la Patagonia y del país desde el punto de vista arqueológico. Tiene reconocimiento internacional por su valor estético y posee suma importancia histórica, paisajística y geológica".
Por su parte, el subsecretario de Turismo, Andrés Méndez, ponderó "el trabajo de la puesta en valor que se lleva adelante allí, mediante obras de accesibilidad, colocación de cartelería, desarrollo de servicios y actividades turísticas". Asimismo, consideró como "eje fundamental" en la revalorización de Colomichicó "las acciones de sensibilización y capacitación de recursos humanos y comunidades aledañas". Acotó que actualmente el sitio cuenta con una obra a punto de finalizar, que es el Centro de Servicios al Visitante.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico