Parrilli: "esta escucha no tenía por objetivo ninguna causa, sino hacer espionaje político"

Por su parte, la fiscal federal Cristina Caamaño advirtió que es "gravísimo" que se haya filtrado el audio de una escucha judicial a la ex mandataria y vinculó el hecho a que "nuevamente" actúan agentes de la ex SIDE.

El ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, cuestionó al gobierno de Mauricio Macri por la difusión de una conversación que mantuvo con la ex presidente, Cristina de Kirchner. "Esta escucha no tenía por objetivo ninguna causa, sino hacer espionaje político", señaló.
En declaraciones al programa "Mañana Sylvestre", que se emite por Radio 10, Parrilli se refirió a la difusión pública de una escucha judicial realizada a su teléfono, en la que se registró un diálogo que motivó una denuncia penal contra la ex mandataria por parte del fiscal federal Guillermo Marijuan.
"Mi teléfono fue pinchado por una orden judicial, pero el verdadero objetivo era hacer un seguimiento de las actividades políticas que Cristina estaba realizando en ese momento", es decir julio de 2016, cuando se registró la conversación.
Parrilli denunció que con la difusión de la escucha el Gobierno "está dando un mensaje cuasimafioso a toda la oposición".
El exjefe de la AFI Parrilli advirtió que las escuchas se realizaron "en forma directa, online", como si "fuera el caso de un secuestro o de un caso de contrabando" con el objetivo de "pasar información" sobre sus actividades y las de la ex presidente Kirchner.
"Hago responsable de esto al presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti y a (al director de la AFI, Gustavo) Arribas", dijo Parrilli.
Señaló además que si bien le intervinieron el teléfono "no encontraron más que conversaciones políticas" y señaló que se trata de "un mensaje muy claro" para toda la dirigencia política.
"Acá aparece con toda claridad el verdadero (Mauricio) Macri", dijo Parrilli, quien recordó que en su momento el presidente fue investigado en una causa por presunto espionaje ilegal, de la que fue sobreseído.
Parrilli anunció que accionará judicialmente contra "la Corte suprema de Justicia en cabeza de su presidente, Ricardo Lorenzetti; el titular de la AFI, Alberto Arribas; el juez Ariel Lijo y el fiscal Guillermo Marijuan", a quienes hizo responsables por la divulgación de las escuchas, realizadas "directamente y en forma online" por el organismo de Inteligencia.
En tanto, uno de los abogados de la ex presidente Cristina de Kirchner, Carlos Beraldi, dijo a Radio 10 que "el objeto de denuncia debería ser que se haya filtrado esa conversación a los medios de comunicación y no lo contrario".
"Del audio surge claramente que no hay ningún delito que pueda ser investigado", remarcó el abogado al tiempo que concluyó: "Quien haya filtrado esto cometió un delito porque son pruebas reservadas".

GRAVISIMO
Por su parte, la fiscal federal Cristina Caamaño advirtió que es "gravísimo" que se haya filtrado el audio de una escucha judicial a la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner y vinculó el hecho a que "nuevamente" actúan agentes de la ex SIDE. "Si hubo una orden judicial para la escucha, es gravísimo. Y si no la hubo, es más grave aún. En lugar de denunciar a la ex presidente porque dice malas palabras, lo que habría que hacer es investigar cómo es que se filtró, porque si no, estamos todos expuestos, en peligro a ese tipo de maniobras ilegales", aseguró Caamaño.
En declaraciones a radio Metro, la fiscal, que tras la creación de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) en 2015 tuvo a su cargo el Departamento de Intercepción y Captación de las Comunicaciones (DICOM), resaltó que durante su gestión "no hubo ninguna filtración porque había un control muy estricto".
En ese marco, Caamaño recordó que quien está al frente de la Dirección de Captación de Comunicaciones del Poder Judicial es Juan Tomás Rodríguez Ponte, que antes fue secretario del juez Lijo. "Son ellos los que tienen que dar una explicación, pero además, tienen que investigar cómo se realizó esta filtración. Con todo en contra, nosotros jamás tuvimos una filtración", agregó la fiscal.
También afirmó que no tiene dudas "de que gente de la ex SIDE está haciendo apoyo tecnológico en la AFI", ya que "los llamaron nuevamente para colaborar".
"Caer nuevamente en la AFI es caer en la SIDE, porque no cambió el personal. Se puso a gente dirigiendo y en ese momento funcionó bien, pero los que estaban más abajo no dejaban de ser los servicios de inteligencia de la SIDE, y ahí puede haber filtraciones de todo tipo", subrayó Caamaño.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico