Pedro Bayón fue encontrado muerto y a su lado estaban sus inseparables perros

El cuerpo del conocido vagabundo del barrio Mosconi, fue encontrado ayer en cercanías del arroyo La Mata, sobre el ingreso al barrio Los Arenales. Lo descubrió un maquinista que realizaba trabajos en el lugar. A partir de relato de testigos se conoció que hace unas dos semanas lo vieron caminando hacia la zona de El Tordillo y habría adoptado la decisión de regresar a esta ciudad. Se presume que falleció a causa del frío, durmiendo al refugio de unas matas. Recostados sobre sus piernas, como intentando darle calor, estaban ayer "Chilena" y "Callejero", sus fieles mascotas.

La Brigada de Búsqueda de Personas de la Policía de Comodoro Rivadavia, con la ayuda de un maquinista que trabajaba en el ingreso al barrio Los Arenales, logró identificar ayer el cadáver de Pedro Bayón. El linyera que era buscado por esa zona desde la semana pasada cuando lo vieron caminando por el lugar, había abandonado el 1 de junio su refugio de una plaza de Kilómetro 3 en donde dormía. Fue luego del fallecimiento de su compañero de calle, Miguel Esparza.
Bayón habría muerto de la misma manera que su compañero de noches. Según presume la policía, las bajas temperaturas calaron hondo en su corazón. Su cadáver fue hallado detrás de una mata al pie del desagüe del arroyo La Mata, a dos kilómetros y medio del cruce de las rutas 26 y 3.
Bayón y Esparza eran dos hombres olvidados por gran parte de la sociedad y sobre todo por el Estado, que habían vivido debajo de una vieja construcción en Mosconi, a la intemperie, pidiendo comida y hasta recibiendo un corte de cabello gratis en medio de la indigencia.
Los dos hombres corrieron la misma suerte. Cuando falleció Esparza, según la policía por hipotermia -debajo de unos cartones en la plaza situada detrás de la Comisaría Mosconi-, autoridades municipales le dijeron a Bayón que lo llevarían a un asilo. A él la idea no lo convenció. Incluso ya se había escapado en otras oportunidades cuando estuvo "encerrado" en ese tipo de instituciones para la tercera edad.
Al parecer intentó llegar a Sarmiento caminando a la vera de la Ruta 26, donde fue observado por ocasionales viajeros. Lo seguían detrás sus perros "Chilena" y "Callejero".
La Brigada de Búsqueda de Personas, a cargo de Hugo Morales, lo buscó camino a El Tordillo. Encontraron sus huellas y la de sus perros. Muchos petroleros colaboraron en decir que lo habían visto por allí. Pero al parecer Bayón decidió retornar hacia esta ciudad y murió recostado al costado de un desagüe.
Según considera Morales, Bayón habría fallecido hace unas dos semanas en el lugar donde fue encontrado, un sitio poco transitado.
Sus dos fieles compañeros, "Chilena" y "Callejero", nunca se separaron de Bayón. Pese a que estaba muerto, buscaron darle calor en sus piernas como cada noche lo hacían.
Ayer cuando se llevaron el cuerpo, los perros no sabían qué hacer. Lo buscaban al costado de la ruta. La policía le avisó al municipio para encontrarle algún resguardo a esos fieles amigos de un hombre que amaba vivir en libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico