Peligra el inicio de clases: el Gobierno postergó el acuerdo con los docentes

Macri expresó: "la paritaria debe estar de 25 por ciento para abajo y la Nación está lista para contribuir con fondos específicos para el cierre definitivo".

Luego de que los cinco gremios docentes con representación nacional denunciaron que la paritaria está parada y que, según ellos, el Gobierno Nacional actuó de "mala fe", el ministro de Educación Esteban Bullrich explicó los motivos por los cuales se decidió suspender la firma del acta-acuerdo.
"El acta entorpecía las paritarias provinciales", afirmó el ministro, y explicó que se firmará el acta con los docentes una vez que las provincias logren un acuerdo.
En tanto, los maestros exhortaron a la gestión de Mauricio Macri a que se cumpla con lo pautado en las reuniones previas y que se retome la negociación.
Según explicó Bullrich, el Gobierno no puso "un límite a la paritaria docente" y "hubo manipulación en las cifras". Por eso, sostuvo que plantearon que primero se terminen de cerrar las paritarias provinciales: "Firmaremos el acta nacional después de las provincias".
"Planteamos que avancen las paritarias provinciales -hay muchas que ya están llegando a buen puerto- y que este gesto de buena voluntad de Macri no sea tomado para manipular las paritarias", remarcó.
"Quiero llevar tranquilidad; hemos hecho un esfuerzo importante para que haya un buen comienzo de clases el 29 del febrero en todo el país. El objetivo de Macri es que uno, nazca donde nazca, tenga la mejor educación y eso no se puede lograr sin clases", enfatizó el ministro.
En medio de la suspensión hasta nuevo aviso de la firma de la paritaria nacional docente que retrasa el cronograma de reuniones para las negociaciones en la Ciudad y la provincia Buenos Aires, el presidente Mauricio Macri se refirió a los posibles aumentos.
En ese sentido, el jefe de Estado expresó: "La paritaria debe estar de 25 por ciento para abajo y la Nación está lista para contribuir con fondos específicos para el cierre definitivo".
Además, el mandatario señaló: "Queremos llegar a un acuerdo y ayudar desde el gobierno nacional pero no interferir como pasó en los últimos 10 años que se fijaba una paritaria y no importaba lo que pasaba en las provincias".
Por otro lado, en diálogo con Cadena 3, consultado por el tope que propone, Macri dijo que "absolutamente" hay un límite de 25 por ciento para la suba "a nivel de cada provincia" y que incluso algunos gobernadores "pueden poner menos que eso".
Según sostuvo el mandatario, los gobernadores provinciales "están proyectando un nivel de ingresos no tan bueno y están viendo hasta dónde pueden llegar", pero aseveró que "harán el máximo esfuerzo posible pero con el límite de que no tengan que pagar más de lo que puedan recaudar".

GREMIOS EN ESTADO DE ALERTA

Los representantes sindicales denunciaron que "es la primera vez en una paritaria nacional que el empleador se niega a firmar su propia propuesta", advirtieron que no permitirán ningún techo en las negociaciones y anticiparon que, de no haber una respuesta inmediata, resolverán "medidas de acción directa".
Durante una conferencia de prensa, los gremialistas nucleados en Ctera, Sadop, UDA, AMET y CAF se declararon "en estado de alerta" y denunciaron "el incumplimiento de la palabra" del ministro de Educación, Esteban Bullrich.
"Hacemos totalmente responsable al gobierno nacional por el futuro inmediato de la educación argentina", remarcó Sergio Romero, de Unión de Docentes Argentinos, quien lamentó que "se esté tirando por la borda" el acuerdo que contemplaba un aumento del 29 por ciento en febrero y del 40 en total con el sueldo de julio.
Antes de la suspensión del encuentro de la jornada, el propio Bullrich, en una entrevista a un matutino porteño, había negado que el aumento fuera del 40 por ciento, había sostenido que "si se suma el 25 por ciento que ponen las provincias a los 500 pesos que nos comprometimos a pagar como fondo de incentivo, nos da alrededor de un 32 por ciento", y le había reprochado a los gremios haber divulgado la cifra del 40 por ciento para demostrar que "nos torcieron el brazo".
No obstante, el ministro no desmintió el acuerdo previo pero, al mediodía, suspendió la firma del acta prevista para la tarde de ayer, luego de que Macri dijera durante una entrevista radial que "absolutamente" existía un límite del 25 por ciento de aumento para el salario docente. "Todas (las provincias) han marcado que no pueden poner más del 25, y muchas dijeron que pueden poner menos. Eso resultará del acuerdo provincia por provincia", añadió.
Sonia Alesso, titular de Ctera, remarcó que "había una propuesta concreta (hecha por el Gobierno) que solo faltaba firmar", y ante la marcha atrás oficial instó a las autoridades nacionales a retomar las negociaciones para ratificar el acuerdo original.
"Sentimos un fuerte intervencionismo del gobierno nacional en las provincias", coincidieron los gremialistas a la hora de criticar los dichos de Macri, e intimaron a la cartera educativa a dar "una respuesta a la brevedad, para tranquilidad de los trabajadores y de la sociedad".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico