Peña y Robledo recibieron a un partido neonazi en la Casa Rosada

Este partido, que estuvo en medio de la polémica cuando se le otorgó la personería, tiene ideales neonazis y fascistas, y está dirigido por Alejandro Biondini, uno de los hombres que lleva las banderas de los ideales de extrema derecha en el país desde hace varios años.

Dirigentes del Partido Vecinal, agrupación política neonazi conducida por Alejandro Biondini, asistieron a la Casa Rosada para una reunión denominada "Mesa de Juventudes Políticas Partidarias", lo que despertó una fuerte serie de críticas. Desde el gobierno, se excusaron asegurando que los militantes "se identificaron como vecinalistas".
"Informamos que en la tarde de ayer (jueves) la Juventud del Partido Bandera Vecinal (La Passaponti), fue invitada y participó en la Casa Rosada del encuentro "Mesa de Juventudes Políticas Partidarias" convocado por el Jefe de Gabinete, Lic. Marcos Peña, y el Subsecretario de Juventud de la Nación, Sr. Pedro Robledo. En representación de nuestro Movimiento, concurrieron al evento los compañeros Gastón Gama y Gabriel Kloster", señalaron los de Bandera Vecinal demostrando en un comunicado con fotos que asistieron a la sede del gobierno.
Tras las críticas, el subsecretario Nacional de Juventud Piter Robledo dijo que nadie invitó a un partido nazi y que se identificaron como vecinalistas. Aunque a los pocos minutos de confirmar su asistencia los polémicos invitados al encuentro que también encabezó la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, fueran felicitados por Biondini.
Luego de la conmoción y el repudio en las redes sociales, Robledo quiso 'esquivar el bulto' y negó la participación de estos jóvenes en el encuentro denominado como: "Mesa de Juventudes Políticas Partidarias".
Incluso, Robledo publicó un tuit con los invitados de la reunión, donde se excluía a los militantes de Bandera Vecinal y donde afirmaba no darle lugar "a los mentirosos" que intentaban "ensuciar" el encuentro.
Sin embargo, en su cuenta de Twitter, Biondini manifestó su alegría de que "nuestros dirigentes" hayan ocupado la "cabecera" en la reunión con los funcionarios nacionales". Durante el encuentro plantearon que se vuelva al servicio militar obligatorio y que se haga un referéndum sobre el tema. La del jueves a la tarde fue la primera vez, después de muchos rechazos de gobiernos anteriores, que no los dejaron entrar a la Casa Rosada.
"A mí Biondini ni me va ni me viene", dijo Robledo en declaraciones a Radio 10 y añadió: "Duele mucho que se haya usado una iniciativa muy buena, como fue unir a las juventudes, para cerrar la grieta".Este partido, que estuvo en medio de la polémica cuando se le otorgó la personería, tiene ideales neonazis y fascistas, y está dirigido por Alejandro Biondini, uno de los hombres que lleva las banderas de los ideales de extrema derecha en el país desde hace varios años.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico