Península Valdés busca liberar a una orca de Mundo Marino

Roberto Bubas, guardafaunas, le entregó un proyecto al gobernador Martín Buzzi para que el gobierno de Chubut solicite la liberación de Kshamenk, una orca de Mundo Marino en cautiverio desde 1992. La Provincia asumiría su custodia para un plan de rehabilitación, readaptación y posterior liberación

 Kshamenk es un ejemplar macho de Orca que fue capturado y puesto en cautiverio en el año 1992 , desde esa fecha permanece en cautiverio dentro del acuario ubicado en San Clemente del Tuyú, en la provincia de Buenos Aires.

Desde hace un tiempo el gobierno de Chubut estaría analizando un proyecto para pedir la restitución de Kshamenk al mar e iniciar un proceso de readaptación del animal a su hábitat natural. La iniciativa tiene como mentor al Guardafaunas Roberto “Beto” Bubas y tiene como objetivos básicos recuperar el animal, y lograr su custodia para llevar adelante un plan de rehabilitación, readaptación y posterior liberación en aguas de Península Valdés.

Kshamenk en Mundomarino.

Los especialistas indican que de acuerdo a la legislación argentina vigente en la materia, Kshamenk pertenecería al Estado Nacional, ya que se trataría de un animal de la fauna silvestre autóctona nacido en libertad, y por lo tanto no pertenece al acuario donde actualmente está.

Según indica un informe elaborado por Roberto Bubas, “en estado salvaje un macho de la especie tiene una expectativa de vida de 55 años. El promedio de vida en cautiverio es de 11 años. Kshamenk fue capturada cuando tenía aproximadamente 5 años, y ha pasado los últimos 20 en cautividad” y agrega que “en los primeros años de vida una orca en estado salvaje aprende las reglas esenciales de supervivencia. Son animales de gran inteligencia, con cerebros altamente evolucionados y notable memoria, por lo que Kshamenk podría readaptarse sin mayores dificultades a su medio natural, del que tendrá aún recuerdos e impresiones”.

Los expertos en el tema del mundo coinciden en que, de las orcas cautivas existentes en el planeta, Kshamenk es la que cuenta con mayores posibilidades para ser recuperada y liberada. Kshamenk es la única Orca Cautiva en Argentina, como también la única en Sudamérica. Sólo quedan 48 orcas en cautiverio en el mundo y de prosperar el proyecto “la provincia del Chubut se convertiría en un ejemplo al orientar su esfuerzo en reintroducir este animal a su hábitat natural, después del conocido y fallido caso de Keiko en el hemisferio norte”, dice el informe que fue entregado en mano al propio gobernador Martín Buzzi hace un tiempo.

Kshamenk se encuentra en cautivero desde 1992.

El Proyecto Kshamenk propone que el Gobierno del Chubut, a través de la Secretaría de Turismo y Áreas Protegidas solicite a la Dirección de Fauna Silvestre, el organismo nacional competente, su custodia para un plan de rehabilitación, readaptación y posterior liberación en aguas de jurisdicción provincial en la península Valdés, más exactamente en la Caleta Valdés, donde se viene llevando a cabo un estudio sistemático de la especie desde la década del ’70, informa hoy Diario Jornada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico