Pensándose como Región Vaca Muerta

Con la presencia de funcionarios y legisladores de las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza, en noviembre del año pasado se presentó el estudio "Estrategias y desafíos para el desarrollo territorial de Vaca Muerta", repasado por Patagónico Energía aquel mes.

"La población de la región metropolitana va a llegar a probablemente a superar el millón de habitantes en 10 años", apuntó Sebastián González, subsecretario del Consejo de Planificación y Acción para el Desarrollo (COPADE), tras el encuentro en el Gran Salón del Neuquén Tower Hotel, de la capital neuquina.
La premisa del proyecto tenía como disparador pensar los impactos del desarrollo de la actividad hidrocarburífera no convencional en las cuatro provincias que están sobre ella: Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza. El objetivo era contar con un panorama completo y así aplicar políticas públicas.
El extractivismo siempre traen problemas a las comunidades que viven de ello y ahí está el caso de Comodoro Rivadavia, una ciudad construida alrededor de los yacimientos con campamentos. La falta de planificación obliga a actuar sobre la marcha, con una industria de más de 100 años de explotación.
"El estudio ha analizado el impacto en la explotación no convencional en la provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza que son los territorios que abarca la formación Vaca Muerta y sus formaciones asociadas. Son precisamente las provincias que van a sufrir los principales impactos producto del crecimiento demográfico que esperamos tener en la región en los próximos diez años", describió González.
El gobierno nacional consultó en ese momento a la ONU-Habitat para conocer la experiencia de esta agencia de Naciones Unidas con asentamientos humanos con crecimiento explosivo. ONU-Hábitat trabaja en todo el mundo en temas tales como refugiados, migraciones masivas y procesos de desarrollo económico acelerado.
"El estudio es un trabajo de diagnóstico y prospectiva. El primero porque de algún modo quisimos analizar el estado actual del stock de infraestructura que tenemos desde viviendas, electricidad, agua, vialidad, saneamiento, educación y demás y en función de un modelo que hemos elaborado para este estudio que es distinto a los que venían utilizando algunas consultoras privadas y consultorios académicos y de la industria en particular", detalló González.
Al ser consultado sobre el crecimiento demográfico, González estimó que "en los próximos dos años en un escenario medio, ni demasiado agresivo ni conservador como el actual, con un contexto internacional difícil para la industria por el precio del petróleo, estimamos de 200 mil personas en la zona que abarca no sólo Neuquén sino algunas ciudades de Río Negro que están cercanas y que están jugando de algún modo alguna función de soporte de esta actividad. Y entre 450 y 550 mil habitantes en los próximos 10 años, con lo cual la población de la región metropolitana va a llegar a probablemente a superar el millón de habitantes en 10 años".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico