"Pensé en comer hojas", dijo el joven que sobrevivió una noche en la montaña

El menor, de 12 años, sobrevivió a temperaturas extremas durante casi 24 horas, luego de haberse perdido en el cerro La Torta, del Parque Nacional Los Alerces: "Había visto en la televisión qué hacer", contó.

"Vi en Animal Planet que había que taparse con hojas", dejó saber Santino, quien sin embargo admite sobre el que fue el momento más difícil de su aventura: "Ya no sabía qué hacer. No podía ver ni el lago por la niebla. Me cubrí con plantas y mi campera y dormí un rato".

Santino sobrevivió un día extraviado en el bosque ubicado en la ladera del Parque Nacional Los Alerces y soportó temperaturas de hasta 13 grados bajo cero, luego de que perdiera a su familia buscando el sendero para llegar al refugio del cerro La Torta.

El joven era parte de una expedición junto a su madre, Paola de la Fuente, la pareja de ella, y su hermanito de 8 años el sábado, cuando decidió apartarse del grupo para volver al refugio. Sin embargo cuando la familia volvió al punto de encuentro vio que Santino "no estaba en el refugio", dijo la mamá.

"Se adelantó y lo perdimos de vista. Corrió para llegar antes y se desvió. Lo perdimos de vista llegando al bosquecito y no entró al sector del refugio.Fue por un cañadón donde hay un arroyo y ahí se dio cuenta de que se extravió", contó la madre ayer martes a medios gráficos.

La familia pidió ayuda y permaneció en el refugio, fueron unos 76 rescatistas del club Andino, Bomberos, Defensa Civil y Gendarmeríalos que coordinaron tareas de rescate el sábado por la noche.

"Estoy bien. Yo no veía la ruta cuando estaba perdido, pero quería llegar al lago para ver si veía una lancha y le hacía señas. Yo sabía que tenía que ir hacia ese lugar", repasa Santino. El joven no comió nada durante toda la noche: "Se me cayeron las galletitas y era lo único que tenía. Si me daba mucha hambre, iba a comer hojas".

"Cuando no vi el lago estaba perdiendo las esperanzas pero justo escuche los gritos, fui corriendo, vi una camioneta y me calmé", aseguró Santino, que también admite que tuvo miedo porque se demorara la búsqueda. "No sabía que me estaban buscando tantas personas. Pensé que no iban a encontrarme porque estaban buscando del otro lado. Cuando se hizo de noche sabía que no me iban a encontrar así que me tuve que acostar", explica.

La camioneta que vio Santino era de Parques Nacionales. Él estaba en Los Tepués: "Escuchamos por la radio que dijo ´Soy Santino´ después de un día buscándolo. Y fue una felicidad total. Desde que lo encontraron hasta que le pude dar un abrazo pasó como una hora. Fue la mas larga de mi vida", relató la mamá.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico