Pensó que le habían robado el auto y un amigo le había hecho una broma

Un hombre que había dejado su automóvil estacionado frente a una librería del barrio Roca fue víctima de una broma pesada por parte de un amigo.

Cuando el damnificado regresó y se percató que el auto no estaba en donde lo había dejado estacionado, se acordó que se había olvidado de sacar las llaves del tambor de arranque. Así llamó de inmediato a la policía para denunciar el robo del automóvil.
En medio del alerta en el que se le dio intervención a personal de la Seccional Tercera y al Centro de Monitoreo para realizar un operativo cerrojo, la policía fue anoticiada que se trataba de una broma.
Un amigo había intentado darle una lección al distraído automovilista, pero movilizó a toda la policía con su broma pesada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico