Pereyra denunció la baja de 56 equipos en Neuquén

Hoy al mediodía se llevó a cabo una reunión para tratar la situación que se viene atravesando en la zona ante la paralización de la actividad, por parte de la petrolera controlada por el Estado. El dirigente afirmó que no permitirán ningún despido en el sector.

El senador de la Nación y secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, participó este mediodía de una reunión en la Casa de Gobierno de la provincia del Neuquén con el gobernador Omar Gutiérrez; su par del Sindicato de Petroleros Jerárquicos, Manuel Arévalo; el secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones y Personal del Transporte Automotor de Cargas del Neuquén, Carlos Rojas; y los representantes de las cámaras que representan a las PyME del sector hidrocarburífero.

Allí Pereyra denunció la baja de 56 equipos por parte de la empresa YPF y el ahogo financiero que esto produce en las pequeñas y medianas empresas que desarrollan su actividad en la Cuenca Neuquina, quienes todavía no han podido pagar los sueldos de este mes y "no saben cuándo los van a pagar. Este es un paso previo a que las empresas caigan", advirtió.

"YPF dice que solamente bajó 21 equipos, eso no es cierto, son 56 y tienen otros ocho o nueve más", afirmó el dirigente sindical y remarcó que los directivos de la empresa "no están diciendo la verdad". Pereyra recordó que corren peligro 1.700 puestos de trabajo y desde el Sindicato no van a permitir "ningún despido de ningún trabajador".

A partir de la reunión con las empresas locales, agrupadas en dos Cámaras, Pereyra dijo que ve con preocupación la realidad que están atravesando, "donde ya no pueden pagar los aportes, no pueden pagar los salarios y no saben cuándo van a pagar".

El senador explicó que YPF no tiene empleados directos con el gremio, tiene contratistas a las que "les viene produciendo un ahogo financiero, donde la habilitación le demora 90 días para poder facturar, hay 30, 40 días más para pagar. Tienen que tomar créditos que a veces los bancos no dan y a tasas muy altas. Nosotros no solamente debemos cuidar al trabajador, sino también cuidar a las empresas para que puedan los trabajadores percibir su salario dignamente y no estar en esta situación", enfatizó.

En este sentido, pidió trabajar todos juntos, empresas, Gobierno y sindicatos; para plantear el problema ante el Gobierno Nacional, "que es el accionista más importante de YPF y tiene las herramientas para resolver el problema".

Finalmente, Pereyra dijo que cuentan en el reclamo con el acompañamiento de los diputados nacionales Adrián San Martín, María Inés 'Toti' Villar Molina y la senadora Lucila Crexell. De la reunión también participó el intendente de Rincón de los Sauces y miembro de la Comisión Directiva del Sindicato, Marcelo Rucci.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico