Pérez Corradi declaró que le pagó a Interpol para que no lo detuvieran

El ex empresario farmaceútico argentino prestó declaración indagatoria ante la fiscal Sandra Quiñónez y admitió que también existió "algún que otro" soborno previos por sumas menores a policías para que éstos le advirtieran si las fuerzas de seguridad estaban por ir a capturarlo.

Ibar Pérez Corradi, detenido en Paraguay mientras se tramita su extradición a la Argentina, declaró este miércoles ante la justicia de ese país que llegó a pagar hasta 100.000 dólares a personal de Interpol de Ciudad del Este para que no lo detuvieran, informaron fuentes judiciales.

El ex empresario farmaceútico argentino prestó declaración indagatoria durante casi seis horas ante la fiscal Sandra Quiñónez, de la Unidad Especializada de Hechos Punibles contra la Libertad de las Personas, Antisecuestro y Antiterrorismo, con sede en Asunción.

En esta causa, Pérez Corradi está acusado de "producción de documentos no auténticos y abuso de documentos de identidad", delito por el cual la fiscal había solicitado su detención a principios de este mes.

Protegido con casco y chaleco antibalas, el imputado declaró en la fiscalía acompañado por su abogado particular paraguayo Carlos Rodríguez Brun y su defensor argentino Carlos Broitman.

Fuentes judiciales precisaron a Télam que en su indagatoria, Pérez Corradi ratificó los dichos de su pareja María Gladys Delgado Brítez, quien el martes había manifestado, en calidad de testigo, que sería "difícil" reconocer a "todos" los policías locales que recibían una paga de su pareja para que no lo detuvieran porque eran "varios" y "en diferentes lugares".

En ese sentido, los voceros consultados señalaron que el acusado confirmó que en mayo de 2015 pagó 100.000 dólares a efectivos de Interpol de Ciudad del Este para que no lo detuvieran y admitió que existió "algún que otro" soborno previos por sumas menores a policías para que éstos le advirtieran si las fuerzas de seguridad estaban por ir a capturarlo.

Y sobre esas maniobras dio el nombre de un "suboficial Anti Mafia" de la policía local, añadieron los informantes.

Respecto a los documentos falsos, Pérez Corradi declaró que el que más utilizó mientras permaneció en Paraguay fue "un DNI argentino con el nombre José Luis Fernández" y que la identificación de Walter Miguel Ortega Molinas, un joven muerto en 2002 en un accidente, la empleó principalmente para "obtener el pasaporte".

Tras la indagatoria, el defensor Rodríguez Brun se excusó de brindar detalles sobre el contenido de la declaración aunque sostuvo que Pérez Corradi "dio datos muy importantes" y "colaboró con la investigación".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico