Pérez Corradi se negó a declarar pero pidió seguridad para él y toda su familia

Fuertemente custodiado en la puerta de la fiscalía de Asunción, Pérez Corradi dijo a la prensa que quiere contar con las garantías procesales para esclarecer su situación en la causa. "Voy a esclarecer mi imputación", aseguró el detenido.

El empresario Ibar Pérez Corradi, detenido el domingo en la zona de la Triple Frontera tras permanecer cuatro años prófugo en el marco de la causa por el triple crimen de General Rodríguez, pidió seguridad para él y para su familia y dijo que espera que le den la posibilidad de demostrar su "inocencia".
Fuertemente custodiado en la puerta de la fiscalía de Asunción, y junto a sus abogados Carlos Broitman y Juan José Ribelli, Pérez Corradi dijo a la prensa que quiere contar con las garantías procesales para esclarecer su situación en la causa. "Voy a esclarecer mi imputación", aseguró el detenido, tras resaltar la decisión de la Justicia Argentina de que la causa en la que está imputado haya pasado al fuero federal.
"Me están diciendo que me van a dar posibilidad de que le tomen declaración a los testigos y van a admitir las pruebas que tengo para presentar, nunca tuve esa oportunidad", agregó Pérez Corradi. Al ser consultado sobre el motivo por el cual se sometió a una intervención para borrar sus huellas dactilares, el detenido se negó a contestar por considerar que se trata de "una cuestión privada", al igual que respondió al ser interrogado por sus hijos.
El acusado como autor intelectual del triple crimen llegó ayer, cerca de las 8, a la Fiscalía Especializada de Hechos Punibles de la ciudad de Asunción, a bordo de una camioneta blanca de la Fuerza de Operaciones Especiales (FOPE) de la Policía Nacional de Paraguay. Protegido por un chaleco antibalas y un casco, Pérez Corradi fue conducido escoltado por dos policías hasta el despacho de la fiscal Sandra Quiñones que lo indagó por el delito de "adulteración de documento de identidad".
El empresario reconoció formalmente ser Ibar Pérez Corradi y, si bien se negó a declarar, dijo ante Quiñones: "solicito a la agente fiscal la seguridad de mi familia aquí en Paraguay, mujer e hijos".
"Temo por mi vida, pido seguridad para mí, y para mi familia", aseguró Pérez Corradi al salir de la Fiscalía de Asunción, a donde fue trasladado en medio de un fuerte operativo de seguridad.

PEDIDOS DE EXTRADICION
Cabe recordar que la jueza federal porteña María Romilda Servini de Cubría firmó ayer el pedido de extradición para que el exprófugo sea trasladado al país, donde deberá hacer frente a las causas por el crimen de General Rodríguez y tráfico de efedrina. A esta medida se sumó un pedido del fiscal Franco Picardi, en una causa vinculada al lavado de activos, a cargo del juez Sebastián Casanello.
En las últimas horas, trascendió que el fiscal federal Franco Picardi sumó un nuevo pedido de extradición contra Pérez Corradi, en el marco de la causa conocida como "la mafia de los medicamentos", en la que ya está procesado por lavado de activos.
El pedido fue hecho al juez federal Sebastián Casanello, en una causa que está vinculada al lavado de activos provenientes de delitos cometidos con la venta de medicamentos a obras sociales por parte de droguerías. La fiscal paraguaya, Sandra Quiñones afirmó que podrían darle la extradición en menos de 45 días.
Prófugo desde hace cuatro años, permaneció recluido bajo vigilancia policial en la Agrupación Aerotáctica de las Fuerzas Aéreas en Asunción, donde fue enviado a su llegada a la capital paraguaya tras ser detenido en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, en la triple frontera entre Paraguay, Brasil y Argentina.
Cabe recordar que el detenido está acusado de ser el autor intelectual de los asesinatos del triple crimen de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina y ser uno de los principales proveedores de efedrina del país.
También es buscado por la justicia norteamericana, por introducir en ese país pastillas de oxicodona a través de encomienda privada, y por la paraguaya, donde está acusado de falsificación de documentos.
"ES UN BLANCO"
En declaraciones al canal C5N, su abogado Carlos Broitman aseguró que el detenido "no es el autor del triple crimen". Y consideró que su cliente es "un blanco", y que su vida corre peligro.
"Acá intervino inteligencia de la Agencia Federal de Investigación (AFI), fue la que colaboró para la entrega de información a Paraguay y a Brasil", sostuvo el abogado. Y agregó que no está "sorprendido", por considerarla "inminente".
Broitman detalló que Pérez Corradi fue encontrado "en un departamento de Foz Iguazú". "El cae porque cometió descuidos en su seguridad con el teléfono", sostuvo el letrado, y añadió que el hijo del ex prófugo "tiene una enfermedad, y por eso se dijo 'hasta acá llegué'".
"Me llamó su mujer y me dijo que fue detenido en presencia de sus dos hijos. La nena se asustó y se metió debajo de la cama. Lo detuvieron en un departamento en Foz de Iguazú y decidieron llevarlo a Asunción. Esto es producto de información que manejaba la AFI. Vamos a pedirle a la justicia paraguaya que venga a la Argentina. La pena en el triple crimen sumada a la de lavado de dinero es una pena mucho mayor de la que se lo estaba solicitando en Estados Unidos", agregó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico