Permanece grave tras incendiarse una construcción situada detrás de un bar

Dos habitaciones que lindan con la construcción del antiguo bar "El Indio", que funciona hace 68 años en la calle Bouchardo, sufrió un incendio de proporciones en momentos en que un inquilino descansaba y varios clientes se encontraban en el comercio. El hombre dormía, aspiró monóxido de carbono y tuvo que ser rescatado por bomberos. Se encuentra internado en una sala de terapia intensiva del Hospital Regional.

El incendio se desató a las 23:30 del miércoles en la parte posterior del bar que funciona sobre Bouchardo 1.656, entre Alem y Viamonte, propiedad de Julio Barría Díaz. En esos momentos el dueño atendía el local y se encontraban cuatro clientes. En tanto, un familiar que alquila una pieza del inmueble se encontraba descansando.
Barría Díaz escuchó una explosión y a la vez se interrumpió la energía eléctrica. "Miro y estaba todo prendido fuego atrás", describió a El Patagónico el propietario del bar, quien inmediatamente alertó a los bomberos. Para esto los restantes inquilinos de las viviendas traseras evacuaron el lugar.
Las construcciones contiguas al bar eran habitaciones de chapas de zinc con revestimiento de madera y placas de yeso, lo cual afectó la totalidad del interior. Además, el fuego se extendió hacia el bar por el entretecho de madera. En medio del caos y las llamas, el inquilino identificado por la policía como Sergio Neun (49) tuvo que salir con la ayuda de los voluntarios con signos de principio de asfixia.
La víctima de oficio electricista fue trasladada de urgencia al Hospital Regional, donde permanece internado en una sala de terapia intensiva por tener afectada la vía aérea superior, según determinaron los médicos.

CORTOCIRCUITO
Entre los restantes inquilinos, que salieron ilesos, la policía de la Seccional Segunda identificó a un empleado de la fuerza, quien no se hallaba en el lugar al momento del incendio. Se trata del suboficial mayor Luis Alfredo Bustamante (49). El fuego afectó el arma reglamentaria y un par de esposas que fueron secuestradas por la Policía Científica hasta que un perito ígneo determine las causas del siniestro.
Intervinieron tres dotaciones de Bomberos que trabajaron por más de un hora para sofocar las llamas que arrasaron por completo con las dos habitaciones, una del herido y otra del propietario, así como parte del bar. También prestaron colaboración personal de Defensa Civil, Camuzzi y la Sociedad Cooperativa Popular y Limitada.
El propio Barría Díaz indicó que el incendio se habría originado por un "cortocircuito en la casa de atrás y cuando miré estaba todo prendido. Había como cuatro clientes y fue un gran susto". Respecto a su familiar agregó que "está internado pero está mejor. Quemaduras no tiene, había tragado un poco de humo y le afectó el esófago".
Barría Díaz junto a un grupo de amigos ayer por la tarde efectuaba trabajos de limpieza. "Este bar está del año 47, es uno de los más antiguos de la ciudad", rememoró y señaló que una tía de él fue la primera propietaria del lugar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico