Persecución y detención de una banda de ladrones de viviendas

El martes a las 20:30, la policía de la Seccional Séptima detuvo a cuatro jóvenes a bordo de un Ford Falcon luego de robar en una vivienda de la extensión del Máximo Abásolo. El vehículo fue perseguido desde el lugar del robo hasta Facundo y Estados Unidos, donde la banda fue detenida. Ayer a las 15 recuperaron la libertad por orden de la jueza Raquel Tassello.
Una banda de ladrones de viviendas fue detenida el martes a las 20:30, por policías de la Seccional Séptima. Fue luego de que vecinos del sector denominado como "ex Radio Estación de YPF", advirtieran la presencia de un auto sospechoso afuera de una casa.
Cuando la policía llegó al lugar, se encontraron con cuatro jóvenes cargando elementos en un Ford Falcon –dominio VLR 438-, quienes al ver la llegada de los uniformados escaparon por calle Pensamientos hacia avenida Estados Unidos.
La persecución duró al menos unas diez cuadras, hasta que mediante un operativo cerrojo los efectivos de esa seccional, en conjunto con otras dependencias, lograron interceptar el automóvil sospechoso en avenida Estados Unidos y Facundo, del barrio Ceferino Namuncurá.
En un primer momento los uniformados tenían la información de que los sospechosos podían estar armados por lo que el despliegue fue rápido y cauteloso. Al momento de requisar el auto, los efectivos recuperaron un televisor LED, parlantes, un equipo de música, dos valijas de viaje con ropa, un teléfono celular, un teclado de computadora, un kit de 48 piezas de herramientas, llaves tubos, un control remoto y un rollo de cable coaxial. Pero no encontraron armas, sino una "punta" afilada.

UNO DE LOS DETENIDOS YA TENIA ANTECEDENTES
En el amplio despliegue policial trabajó el oficial Juan Manuel Vargas junto al cabo primero Jorge Gómez, el agente Juan Nahuelcheo y el chofer Martín Sánchez.
Los ocupantes intentaron correr ante la presencia policial, pero fueron reducidos. Los sospechosos fueron identificados como Nicolás Claudio Carrizo (23), Agustín Emanuel Aguilar (23), J. M. O. (17) y E.C. (16).
Así, los cuatro jóvenes quedaron detenidos a disposición del Ministerio Público Fiscal por robo en grado de tentativa. La causa fue instruida por el fiscal Cristian Ovalle.
El operativo del que también participaron la Policía Científica y la Brigada de Investigaciones fue coordinado y supervisado por el jefe de la Seccional Séptima, Luis Mellado.
Cabe recordar que Carrizo ya había protagonizado una persecución policial de este tipo en 2013, cuando fue detenido junto a su hermano al pasar, a bordo de un Fiat Uno, el semáforo en rojo de Yrigoyen al 4.200. En ese momento, los Carrizo llevaban en el vehículo una pistola 9 milímetros, y en los bolsillos de uno de ellos la policía encontró diez municiones del mismo calibre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico