Persisten piquetes y la UOCRA plantó campamento frente a Casa de Gobierno

Hasta avanzada la tarde de ayer, ningún funcionario provincial había recibido a manifestantes de la UOCRA que llegaron de madrugada a Río Gallegos desde Caleta Olivia y otras localidades de la zona norte y centro para exigir una mesa de diálogo que lleve a solucionar el grave problema que generan los piquetes apostados en diferentes rutas.

Caleta Olivia (agencia)

El grupo liderado por Cristian Salazar instaló carpas frente a la Casa de Gobierno, sobre la avenida Alcorta, la cual quedó cortada al tránsito vehicular, luego que la custodia policial les impidiera ingresar al edificio.
Ante esta situación, el propio dirigente dijo a medios periodísticos que permanecerán allí hasta que se les conceda una audiencia que permita abrir una mesa de diálogo.
Como hecho significativo, pudo saberse que no cuentan con el apoyo irrestricto de la dirigencia de mismo gremio que tiene jurisdicción en la zona sur e incluso ayer mismo había una manifestación en la sede Río Gallegos por discrepancias internas de su cúpula.
Como medida preventiva, las puertas de la Casa de Gobierno se cerraron y se incrementó la vigilancia policial en su entorno.
Vale señalar que el Poder Ejecutivo no había convocado a ningún referente del gremio por el caso de los desocupados de la empresa Austral Construcciones y fue el propio Salazar el que decidió viajar hacia Río Gallegos acompañado por otros líderes de su entorno y afiliados de varias localidades que, en conjunto, superaban el centenar.
En sus declaraciones a los medios periodísticos capitalinos, sostuvo que tanto los gobiernos provincial y nacional como Lázaro Báez tienen responsabilidad en este conflicto, añadiendo que el empresario es hoy una persona multimillonaria porque los trabajadores "le llenaron las arcas" y hoy los deja desocupados.
Luego, cuando se le preguntó si temía por un posible desalojo compulsivo, resaltó que "yo no quiero que Santa Cruz sea La Rioja, quiero que las autoridades que fueron elegidas se pongan al frente y luchen por las necesidades de los santacruceños".

LOS CORTES DEJARON DE SER FLEXIBLES

A todo esto, ayer quedó sin efecto la flexibilidad que habían tenido el miércoles los piquetes en diferentes rutas provinciales y nacionales, cuando se liberó de manera constante el paso de vehículos particulares.
Los principales y más firmes se mantienen en los accesos sur (Ruta 3) y oeste (Ruta 12) de Caleta Olivia, donde -salvo casos de emergencia- nadie puede circular por lapsos de cuatro horas, recordándose que la máxima restricción llegó a ser de ocho.
Uno de los voceros de los trabajadores desocupados dijo a El Patagónico que dejar pasar a vehículos particulares traía aparejado problemas con los camioneros que también exigían que se les permita circular sin demoras.
Además se mantiene vigente la permanente prohibición de paso para vehículos de empresas petroleras y de transporte de combustible. Es por ello que desde hace varios días comenzaron a quedar estacionados en inmediaciones de dos estaciones de servicio de esta ciudad, más de sesenta camiones cisternas, la mayoría de ellos cargados con naftas y gasoil y otros con gas licuado.
En consecuencia, se agravó el desabastecimiento en las estaciones de servicio de todas las localidades santacruceñas, a excepción de Caleta Olivia, ya que el tramo de la ruta 3 que va de esta ciudad hasta Comodoro Rivadavia no está comprometido por piquetes.
No obstante es probable que poblaciones de Chubut puedan sentir los efectos colaterales de esa medida de fuerza teniendo en cuenta que gran parte de la flota de cisternas que opera en la región, se halla inmovilizada en la ciudad del Gorosito.
Por otra parte, aún cuando los cortes sean de cuatro horas hacia el sur y el oeste santacruceño, el problema de la escasez de alimentos, agua mineral, medicamentos y otros insumos no quedó superado ya que algunas empresas distribuidoras optaron por cortar sus servicios hasta tanto el conflicto de los trabajadores de la construcción quede superado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico