Pesca: una actividad beneficiada, pero sin transferencia hacia los trabajadores

El sector de la Pesca fue el único de los consultados ayer que en un análisis del primer semestre de gestión nacional de Mauricio Macri enumeró medidas beneficiosas para la actividad, aunque las mejores condiciones para las empresas no han tenido traslado aún a los trabajadores, que iniciaron el 1 de junio su discusión paritaria.

Oscar Lapalma es el referente del STIA (Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación), un gremio que representa a 677 trabajadores. Según destacó, las empresas recibieron durante el primer semestre del año una serie de beneficios, dados por ejemplo a partir de los reintegros por puertos patagónicos -cuyo decreto recordó que fue firmado por Cristina Fernández de Kirchner al término de su gestión- , y junto a esa medida destacó el sindicalista que la variación en el tipo de cambio del dólar también implicó mejorías para las empresas que exportan su producción.
"En estos meses la actividad se vio beneficiada. En realidad, se beneficiaron las empresas porque eso no fue transferido a los trabajadores. Hubo un beneficio directo para los exportadores, pero el trabajador solo ve devaluado el poder adquisitivo de su salario" enfatizó.

PARITARIAS SIN AUMENTO
Lapalma señaló que el sector se encuentra negociando paritarias desde el 1 de junio con un pedido de adecuación del 40%, aunque destacó que no están pidiendo aumento.
"Si fuéramos por un aumento, tendríamos que pedir arriba del 50% porque el salario se vio muy perjudicado. Lo que esperamos con el pedido es recuperar el poder adquisitivo que se perdió con la suba de la canasta básica y la tarifa de la electricidad, por ejemplo", sostuvo el referente, al agregar que las negociaciones se están dando con la Cámara y no con las empresas, que decidieron no sentarse en la negociación.
"Pedimos el 40% y hasta ahora no hemos tenido una contrapropuesta. Las medidas nacionales han sido en beneficio directo de las empresas; incluso con el tema de los derechos de exportación. Antes, ellos de modo previo a exportar tenían que pagar los derechos y ahora tienen 3 meses para hacerlo. Ahí también ha habido una transferencia de fondos importante para las empresas", dijo Lapalma, agregando que estas han tenido tiempo para usufructuar esos beneficios, dado que por ejemplo el tipo de cambio que dobló el precio del dólar es de enero, y que incluso hubo empresas que "stockearon" sabiendo de antemano que en diciembre cambiaba el precio del dólar.
"Muchos especularon, acumularon y recién cuando subió el tipo de cambio salieron a exportar, como pasó con otras actividades", subrayó.
Con ese contexto económico de fondo, agregando que afortunadamente Chubut tiene asegurado el cupo pesquero, el referente del STIA planteó que están dadas las bases para que la actividad se sostenga, aunque ésta no ha crecido; solo mantiene sus fuentes.
"El nivel de empleo se mantiene por ahora y creo que tiene que ver con esos beneficios, pero no creció. Esperamos que los empresarios entiendan que ellos se beneficiaron, y que haya transferencia de esas ganancias al trabajador. Las plantas están trabajando; no ha habido faltante de materia prima, con lo que no deberíamos tener problemas para cerrar la paritaria. Esperamos que sea en la mesa de negociación y no tener que ir a medidas", culminó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico