Pese al aumento de tarifas, Gobierno ratifica meta de inflación de 17 por ciento para 2017

"Estamos convencidos que la Argentina va a crecer. Todos los componentes de la economía van a tener un mejor comportamiento: el consumo, en función de la recuperación del poder de compra por la baja de la inflación, las exportaciones que vienen creciendo y la inversión", estimó el optimista ministro.

El ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, ratificó ayer que la inflación será del 17% para 2017 y en ese contexto, aseguró que "la tendencia a la baja" del índice "llegó para quedarse".
"Estamos seguros de que vamos a tener una inflación este año del 17%", sostuvo el funcionario en declaraciones al programa "El Destape" que conduce el periodista Roberto Navarro por Radio 10.
En tanto, afirmó que el cálculo de la inflación para 2017 "contempla los aumentos" que se registraron en el inicio del año, al tiempo que consideró que el indicador va a estar en torno al 1,5% en la primera parte del año y más cerca del 1% en la segunda parte.
Cabe destacar que, como informó ámbito.com, para el Gobierno, el impacto de la nueva tarifa de luz será del 0,5 puntos porcentuales en la inflación. Fuentes del Palacio de Hacienda insisten en que "va a seguir bajando la inflación" y señalan que "partiendo de niveles de 1,5% para abajo", no ven por qué no podrán "lograr que la inflación núcleo del segundo semestre esté cerca del 1%".
Asimismo, en el Banco Central (BCRA) apuestan por su parte a que la inflación se aleje del 17% para estar más cerca del 12%. "Creo que el gobierno va a poder cumplir con la meta de inflación del 17%", indican con más cautela.
En las últimas semanas, algunas áreas del Gobierno se dedicaron a diseñar diferentes artilugios que permitirán, en el corto plazo, atenuar el impacto de la suba del costo de vida en los indicadores del INDEC. El objetivo de fondo: evitar que los fuertes ajustes de tarifas reguladas que están previstos para este año, y el efecto de una política monetaria levemente más expansiva que está aplicando el Banco Central, pongan en riesgo la ambiciosa meta de inflación que se fijó para 2017 (menor al 17% anual).
"Estamos convencidos que la Argentina va a crecer. Todos los componentes de la economía van a tener un mejor comportamiento: El consumo, en función de la recuperación del poder de compra por la baja de la inflación, las exportaciones que vienen creciendo y la inversión", estimó.
Además, sostuvo que el aumento en la tarifa de los servicios tendrá un impacto que ya se encuentra contemplado y por el que la inflación será "del 1,5 en la primera parte del año y más cerca del 1 en la segunda".
"Esta tendencia a la baja (en lo que respecta a la inflación) llegó para quedarse; este año vamos a tener una inflación en torno al 17 por ciento y el año que viene vamos a tener una inflación en torno al 10".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico