Pese a las "excusas" de la empresa, la Municipalidad clausuró Termap

El acceso a la principal ala operativa de la playa de tanques de almacenamiento de petróleo de Termap, ubicada en el acceso norte de esta ciudad, fue clausurado a las 20 de ayer por expresas directivas del intendente Facundo Prades, al que no convencieron las excusas de directivos de la empresa que acudieron al municipio para responder al reclamo del pago de impuestos.

Caleta Olivia (agencia)
El jefe comunal acudió personalmente hasta las instalaciones de Terminales Marítimas Patagónicas (Termap) que accionariamente está conformada por YPF, Sinopec y Pan American Energy, a fin de respaldar a los inspectores de la Dirección de Comercio y Bromatologpía, encabezados por Antonio Quiroga, quienes llegaron una hora antes con el acta y las clásicas fajas de clausura de color rojo y blanco.
En el acceso fueron recibidos por el jefe de planta, Marcelo Vilches, quien ya estaba advertido de que la clausura era inminente, por lo cual pidió que se le brindaran algunos minutos para poder evacuar al personal operativo, pero dejó constancia de que se iba a dejar una guardia preventiva de razones de seguridad.
Vale señalar que el municipio caletense le reclama a Termap que pague 30 millones de pesos mensuales en concepto de tasa de comercio e industria, habilitación comercial, impuesto inmobiliario y tasa de seguridad e higiene, algo que no realiza desde hace más de 20 años, según señaló Prades.
En consecuencia, la deuda reclamada es sumamente cuantiosa por esos conceptos, en tanto que por separado se sustancia desde hace varios meses un juicio por otros 350 millones, en concepto de canon por uso del espacio subterráneo que ocupa el ducto que atraviesa el ejido urbano trayendo el crudo de todos los yacimientos de la zona norte santacruceña.

"DE ACA SE VA LA
SANGRE DE CALETA"

En un breve aparte con la prensa, se le preguntó a Prades acerca de las criticas que desde hora temprana habían comenzado a propalar algunos medios de comunicación de Buenos Aires dando cuenta de que un intendente "macrista" estaba decidido a adoptar medidas que llevarían a la paralización de la producción petrolera.
Al respecto señaló que esos mismos medios nada dijeron por estos días cuando los trabajadores de la construcción cortaron la Ruta 3 porque no se les pagaban sus salarios, como tampoco del grave problema que atraviesan los operarios petroleros.
"Yo no soy un intendente macrista ni de Cambiemos; nosotros competimos por un espacio vecinalista dentro del Frente Para Vivir Mejor y por sobre todas las cosas soy un vecino de Caleta Olivia", indicó.
Luego, a modo de metáfora, afirmó que "de aquí se va la sangre de Caleta y no puede ser que le exijamos pagar impuestos a un kiosquero, a un almacenero y a un carnicero y estos señores no quieren hacerlo"
Finalmente dejó en claro que "yo no le tengo miedo a los poderosos y no me vengan con que tienen que parar la producción porque -vuelvo al mismo ejemplo- cuando a un kiosquero le clausuran el comercio por no pagar impuestos, al otro día acude al municipio para regularizar su deuda si es que quiere seguir trabajando".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico