Petrolero acampa en la Ruta por "indiferencia" y "persecución" sindical

Desde la madrugada de este jueves, Marcelo Martínez, delegado sindical de Copgo Ge Oil & Gas, dependiente de General Electric, se encuentra solo en Ruta 3 y 26 reclamando soluciones laborales y denuncia "persecución" sindical. Además, aseguró que hace cuatro meses no lo dejan ingresar a la empresa por su condición de delegado petrolero.

Desde las 02.00 de la mañana, Marcelo Martínez, quien representa a los trabajadores de Copgo Ge Oil & Gas, de General Electric hizo visible su reclamo, pero en esta oportunidad en la ruta, luego de que transcurran cuatro meses sin poder ingresar a la base de la empresa en barrio Industrial.

Martínez sostuvo que la decisión de Copgo Ge Oil & Gas de no dejarlo ingresar a la base y la notificación de una medida cautelar se debe exclusivamente a su condición de delegado petrolero.

El dirigente fue uno de los que encabezó, junto con los trabajadores en el mes de junio, una retención de servicios en reclamo de una serie de puntos por mejoras laborales.

En ese momento, la empresa, paralelamente envió telegramas de despidos a la mayoría de los trabajadores que luego fueron desactivados por el acuerdo de paz social.

Ayer y luego de un encuentro entre el dirigente y Copgo Ge Oil & Gas, Martínez comentó que "siguen sosteniendo la cautelar hacia a mí y volvieron a amenazar con los telegramas a todo mis compañeros si se sumaban a mi reclamo", advirtió esta mañana en diálogo con El Patagónico.

Ante la falta de respuesta por parte del empresariado y sin poder ingresar a cumplir sus funciones normalmente hace cuatro meses, el delegado petrolero tomó la decisión de hacer visible el reclamo en la ruta.

"Tuve que tomar la decisión de venir a la ruta solo" explicó a este medio y aseguró que "hasta que no haya una solución del todo voy a quedarme acá, porque esta situación ya no va para más".

Martínez manifestó que General Electric "no tienen vergüenza de los reclamos básicos que tenemos, ni el Ministerio de la Nación, ni las operadoras hacen nada" cuestionó y dijo que "lo que quieren es la cabeza mía como delegado. Yo les digo; acá me tienen firme por los derechos y la dignidad de los compañeros".

Sobre el final dijo que durante su primera jornada de reclamo "estoy solo a un costado de la ruta, he recibido la solidaridad de algunos compañeros petroleros que van al campo" y reconoció: "no tengo muchas opciones, me quedaré acá hasta que aparezca alguien responsable y me dé soluciones por mi situación y de mis compañeros".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico