Petroleros advirtieron que "la carpa negra ya está comprada"

Luego de la movilización de la semana pasada en 3 y 26 en defensa de los puestos laborales, los petroleros señalaron hoy que ya compraron la "carpa negra" que se instalaría en Capital Federal. Hasta hoy- según confirmaron del Sindicato- no se envió ningún telegrama de despido. Sin embargo, indicaron que "estamos llegando a los 40 equipos parados en la zona".

Jorge Ávila, secretario general del Sindicato Petrolero, adelantó esta mañana la agenda que tendrá el sector a partir de mañana en Buenos Aires para avanzar en acuerdos de paz social y el mantenimiento de los puestos laborales. "Nosotros no amenazamos, la carpa negra ya está comprada", aseguró el dirigente.

La intención del sector petrolero es trasladar el conflicto a Capital Federal, siempre y cuando, durante esta semana no se avance en acuerdos con funcionarios del gabinete nacional.

Durante las jornadas del miércoles y jueves, desde las 10.00, se mantendrán una serie de encuentros con parte del gabinete nacional, entre ellos con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca quienes recibirán a los dirigentes y al gobernador Mario Das Neves, junto con los representantes de Pan American Energy y Tecpetrol.

"Tenemos varias cláusulas de acuerdo para firmar la paz social", sostuvo Ávila y agregó que "los que hoy están en riesgos son la gente de los equipos de torre".

"Estamos esperando a ver si esta amenaza que hacen las operadoras de que hoy comenzaban a echar gente se hace realidad, pero lo cierto es que hasta esta hora de la mañana, no tuvimos ninguna notificación de telegramas de despidos", confirmó.

Más adelante, admitió que el sector actualmente cuanta con más de 1.100 trabajadores petroleros en sus domicilios, entre los cuales hay 450 de San Antonio, 273 de SP Argentina, 240 de DLS, junto con los que se sumaran de la empresa Venver SA una vez que paren sus equipos.

En este delicado escenario, el secretario general de petroleros, descartó realizar un paro, ya que consideró que sería "perjudicar a las pymes de la región y fundir a las pocas empresas que apuestan a quedarse en la región".

Por último, Ávila sostuvo en contacto con La Petrolera que en la Cuenca del Golfo San Jorge "estamos cerca de los acuerdos, de mantención de paz social en la región, pero también es verdad que es un arreglo temporal por el precio del barril".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico