Petroleros cumplirán dos meses de negociación salarial

Hoy se esperan definiciones de una negociación que tiene como punto de partida una movilización en ruta 3 y 26. De no conseguir acuerdo con las cámaras empresarias, los petroleros de la Cuenca del Golfo San Jorge avanzarían en una paralización de yacimientos por tiempo indeterminado con consecuencias graves para la zona. Las idas y vueltas de la negociación

El 6 de mayo se paralizó Comodoro con una movilización hacia Ruta 3 y 26 que incluyó la participación de diversos gremios de la ciudad: Bancarios, Comercio, trabajadores del Estado, dirigentes políticos, Camioneros y trabajadores de Santa Cruz anunciaron desde la ruta que se iban a defender los puestos de trabajo y dieron el puntapié inicial para iniciar la discusión salarial a pesar del marco de "crisis petrolera" que promocionaron las cámaras.

Desde entonces la discusión salarial para el Sindicato de Petroleros Privados estuvo teñida de conflictos. El 19 de mayo se desarrolló la primera reunión de paritarias con la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y de la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) mientras se levantaba Pampa del Castillo en reclamo por la paralización de equipos.

Así la cláusula de "estabilidad laboral" se hizo indispensable para el sector ya que además de una mejora que repercuta en el bolsillo, se exige que no se toquen los puestos laborales. Avila ya en el mes de mayo advertía: "estamos cerca de los números que pedimos, también queremos una suma puente que supere a la del año pasado", mientras las cámaras insistían con "la reducción de la jornada de trabajo a ocho horas".

Cabe señalar que para fines de mayo los números que se barajaban para una mejora salarial implicaban un 40 por ciento de incremento y una suma puente de 8 mil pesos.

En medio de la discusión el 29 de mayo se desató el paro contra YPF que contó con el acompañamiento de Camioneros y Petroleros de Santa Cruz ante la inminente baja de un total de 28 equipos.

PECOM, Bonefro , Superior Energy y San Antonio estuvieron en conflicto desde entonces por lo que se consideró "despidos por goteo", con retenciones de servicio a cada empresa de forma puntual se avanzò en las conciliaciones algunas de las cuales igual fracasaron.

El 15 de Junio las expectativas salariales, bajaron a 32 por ciento mientras la cámara ofrecía 26 por ciento, con un bono de 8 mil, pero ninguna empresa aceptaba firmar garantías de estabilidad. Sin acuerdo el 23 de junio se anunció un paro por 48 horas desde el 27 de junio con afectación a la producción. En esta oportunidad la definición fue homogénea, alcanzó a Neuquén, Río Negro, Tierra del Fuego, La Pampa, Santa Cruz y Chubut.

Sin embargo, el gobierno intentó evitar la paralización de equipos el 26 de junio mediante una resolución de aumento salarial que dividió las aguas entre los gremios petroleros. La propuesta implica 30 por ciento de incremento sólo para trabajadores en actividad en yacimiento, y una suma fija que rondaría los 5 mil pesos, sin garantías de estabilidad.

Hoy "concluye el diálogo para Chubut", advirtió ayer el dirigente Jorge Avila, de no conseguir acuerdo en las negociaciones se avanzara en un paro por tiempo indeterminado dando paso al fin de la paz social para la cuenca.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico