Piden a la Policía más seguridad en el pasaje Kazakevich

Comerciantes y residentes del pasaje Kazakevich solicitaron a través de El Patagónico que la Policía de la Seccional Primera recorra a pie el pasaje por las noches. A la vez solicitan a las autoridades municipales que lo cierren por las madrugadas y que solo cuenten con las llaves de acceso del portón, inquilinos y propietarios.

En menos de una semana en el pasaje Kazakevich, ubicado entre Rivadavia, Moreno y 9 de Julio, se registraron dos hechos de inseguridad. El sábado pasado en la madrugada, delincuentes barretearon la puerta de acceso principal del local comercial de indumentaria "Mona Lisa".
Los delincuentes no hicieron mucho ruido al separar con barretas las estructuras de la puerta y rompieron la cerradura en busca de ingresar sin romper los vidrios. Como otros sectores de Comodoro, esa zona también carece de monitoreo de cámaras de seguridad por lo que la propietaria del local, Mariana, pidió ante El Patagónico que la Seccional Primera envíe por las noches y durante la madrugada policías que recorran el pasaje.
"Nunca ves un policía que camine el pasaje" dijo la mujer que también describió cómo es que por las madrugadas el pasaje termina siendo "el sanitario del Centro". Es que muchos son los que orinan en el lugar luego de una noche de diversión, e incluso durante el día muchas madres lo usan para satisfacer las urgencias de sus pequeños hijos.
El lunes de la semana pasada, en una de las oficinas del primer piso de uno de los edificios del lugar una pareja de ladrones quiso entrar de una manera particular.
Aprovechando la soledad que reina por las madrugadas, la mujer se subió al hombro de un joven y con un caño intentó romper la ventana de un depósito para ingresar.
Por eso los inquilinos pretenden que la Municipalidad cierre el pasaje por las noches. Y para ello ya tienen en marcha un proyecto en busca de realizar un paseo de compras en el lugar durante el día y la noche y que por la madrugada el mismo quede cerrado para mayor seguridad.
Y que la llave sea entregada solo a los inquilinos y propietarios del sector.
Es que en las madrugadas cualquiera busca refugio en uno de los pasajes más céntricos, próximo a lugares de divertimento.
El pasaje está iluminado pero carece de vigilancia de la Policía. "Vamos a tener que hacer algo porque no sabes si al otro día cuando venís, te encontrás o no el capital, la ropa, eso es todo lo que nosotros tenemos; si se lo llevan te quedas sin nada" dijo Mariana.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico