Piden que no se le cargue el mayor peso del ajuste tarifario a las industrias

La Unión Industrial Argentina reclamó ayer que no se discrimine a la demanda productiva en la corrección tarifaria del servicio de distribución eléctrica al “hacerle cargar la mayor parte del ajuste”, rechazó los cortos plazos en los que se pretenden aplicar las correcciones y alertó sobre los efectos de los aumentos en la inversión y el empleo.
Así lo planteó el Jefe del Departamento de Infraestructura de la UIA, Alberto Calsiano al promediar esta tarde la Audiencia Pública que se lleva adelante en el porteño Teatro de la Ribera para analizar los incrementos tarifarios del servicio de distribución de las empresas Edenor y Edesur, para la Capital Federal y partidos del Gran Buenos Aires.
“La energía es un recurso estratégico y la UIA no se opone a un ajuste de tarifas que sea justo y razonable” admitió el representante sectorial al aclarar que “se opone a la discriminación tarifaria por la que se pretende que la industria cargue con la mayor parte de la recuperación del sector” energético.
En ese sentido, Calsiano planteó que “la normalización tarifaria debe ser escalonada en el tiempo y previsible” y que la cantidad, calidad y seguridad del servicio “no deben ser la variable de ajuste de la recomposición tarifaria”.
En un análisis coyuntural de los incrementos propuestos, el dirigente dijo que ante un comercio global amesetado y competencia internacional cada vez mayor “es relevante fomentar la competitividad del sector industrial transable por el cual debe reevaluarse la lógica de que la industria pague el costo medio del sistema mientras que otra parte de la demanda continua recibiendo subsidios”.
“Los costos de nuestra industria son cada vez más elevados y aumentarlo aún más repercutirá negativamente en la inversión y sobre la capacidad de generación de empleo industrial”, advirtió Calsiano en nombre de la entidad que nuclea a 115.000 establecimientos, emplea a 1,3 millones de trabajadores y aporta el 25 por ciento de la recaudación nacional.
La UIA cuestionó las propuestas de las concesionarias de mantener subsidios cruzados vigentes en el sistema desde comienzos de la década pasada “para lo cual plantean dos versiones de incremento tarifario al efecto de reasignar costos y moderar el efecto de la tarifa residencial”, con el consecuente perjuicio al usuario industrial.
En consecuencia, la entidad reclamó que se reduzca el valor agregado de distribución (VAD) inicial solicitado por las empresas y se adecue a las mejoras de calidad establecidas en las propuestas para los próximos años.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico