Piden que no sea sacrificada la pitbull que atacó a una nena

La petición la lleva adelante la asociación de Voluntarios Sin Banderas entendiendo que la responsabilidad de este tipo de hechos no pasa por los animales, sino por las personas.

El miércoles por la tarde una nena de 2 años fue mordida por una perra de raza Pitbull cuando ingresó al patio de su vecino para jugar. Los terrenos están divididos por una malla de alambre tejido, por lo que no tuvo inconvenientes para pasar.

Cuando se encontraba del otro lado, la perra la mordió en reiteradas oportunidades provocándole serias heridas en su abdomen. Los gritos de la niña alertaron a los vecinos que acudieron en su ayuda. Fue trasladada al Hospital Regional donde permaneció hasta ayer al mediodía.

Frente a esta situación, la referente de Voluntarios Sin Banderas, Patricia Calvo, cuestionó que el eje de la discusión esté en la raza del animal cuando se debería hacer hincapié en las personas, como el dueño del animal que no tenía el patio bien cerrado, o en los padres de la pequeña niña que logró pasar a la casa de su vecino sin que nadie se diera cuenta.

La pitbull - según relató a Radio Del Mar - habría estado atada al momento del ataque y estaba acompañada de sus cachorros, ya que hace poco había tenido cría. "La hembra estaba en su propiedad , estaba defendiendo a su cría y a su dueño", explicó sobre el accionar de la perra tras recordar que los animales no tienen la capacidad de reflexionar sobre sus actos.

La perra junto a un perro mestizo que también se encontraba en la propiedad, fueron trasladados al dispensario canino municipal donde deberán cumplir con la cuarentena y posteriormente, se evaluará su estado de salud. Desde la asociación se solicitó que "el animal no sea sacrificado porque en estos casos lo fácil es matar al animal".

La perra fue examinada para asegurarse que la pequeña no corriera ningún tipo de riesgo. El chequeo veterinario estableció que había sido madre hace poco y que estaba preñada nuevamente, por lo que quedará alojada en un dispensario canino ya que el dueño ahora no la quiere de regreso en su domicilio porque le teme a la ira de los vecinos.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico