Pidieron 3 años de prisión para un acusado por violencia de género

En el marco del juicio que se lleva a cabo por amenazas, lesiones graves y violencia de género, la Fiscalía y la querella solicitaron al tribunal que se declare la responsabilidad penal de imputado y se lo condene a la pena de 3 años de prisión en suspenso. En tanto, la Defensa Pública reclamó la absolución y afirmó que se trata de "un ardid de la víctima para obtener la exclusión del hogar y quedarse con la vivienda que habitaban juntos".

Los alegatos del juicio que viene desarrollándose desde la semana pasada se llevaron a cabo ayer en la sala de audiencias de la Oficina Judicial. El debate fue presidido por la juez penal, Mariel Suárez, mientras que el Ministerio Público estuvo representado por el fiscal general Julio Puentes. La querella la ejerció el abogado particular Juan Carlos Smith, mientras que la defensora pública Matilde Cerezo asiste técnicamente a Ivo Marinho, imputado por el caso que tuvo lugar el 12 de abril de 2013.
En su alegato, el fiscal afirmó que quedó acreditado a lo largo del debate la autoría y materialidad del caso y agregó que la prueba aportada confirmó su hipótesis, por lo que existe la certeza necesaria que se requiere para dictar una sentencia condenatoria.
Hay que tener presente que el hecho ocurrió el 12 de abril de 2013 cuando Marinho -según la acusación fiscal- se presentó en el domicilio que la víctima ocupaba en Rada Tilly, la habría increpado y agredido a golpes de puño en su pecho, rostro y cabeza, provocándole una incapacidad laboral superior al mes.
Anteriormente, el imputado habría llamado por teléfono a la víctima amenazándola: "si no te mató tu ex marido, te voy a matar yo". La damnificada realizó la denuncia pertinente en la Comisaría de la Mujer y nunca pudo volver a trabajar. Tuvo que ser asistida psicológica y psiquiátricamente por un profesional que le diagnosticó "trastorno depresivo mayor y trastorno adaptativo de ansiedad". Esto le ocasionó dificultad para relacionarse, miedo y llanto, producto de la situación de violencia familiar.

PIDEN PENA EN SUSPENSO

El fiscal destacó que hubo dolo y que el imputado tiene plena capacidad de dirigir sus acciones respecto a las amenazas y las lesiones graves. Por esto solicitó que se lo declarara penalmente responsable de "amenazas en concurso real con lesiones graves agravadas por el vínculo y violencia de género". Requirió entonces una pena de tres años de prisión en suspenso, teniendo como atenuante la falta de antecedentes penales, y como agravante el daño a la salud de la víctima.
A su turno la querella coincidió con la acreditación de la autoría y materialidad del incidente, mencionándose el dolo que demostró el imputado y el daño que causó. Por ello solicitó que se lo declare penalmente responsable de "amenazas en concurso real con lesiones graves agravadas por el vínculo y violencia de género", e idéntica pena en suspenso.
Por último, la defensora argumentó: "el presente caso obedece a un ardid de la víctima para obtener la exclusión del hogar y quedarse con la vivienda que habitaban juntos".
En la casa donde supuestamente ocurrió el incidente no había nada roto, solo desorden. La mecánica del caso no quedó probada. Las lesiones no fueron debidamente certificadas, sostuvo Cerezo, ya que no se conoce el tiempo anterior que fueron producidas, máxime cuando hubo un accidente automovilístico reciente.
La abogada del imputado negó la existencia de violencia de género porque a su criterio "no se evidencia la relación desigual de poder y no se demostró desprecio por el género femenino".
Dijo que "las pruebas no son cabales y todo se produce en una etapa de separación de pareja", agregando que "no se vulneró su estado de inocencia", por lo que reclamó la absolución. Tras escuchar a las partes, la juez informó que hoy a las 9 dará a conocer su veredicto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico