Piero recibirá un Grammy en la próxima edición de entrega de los premios

A los 71 años, Piero ostenta una imponente trayectoria y una obra comprometida con su tiempo que se plasmó en canciones como "Ay país", "Para el pueblo lo que es del pueblo" y "Que se vayan ellos".

El cantautor argentino Piero, fue confirmado ayer como uno de los ganadores de los Premios a la Excelencia Musical en los próximos Grammy Latinos, aunque prefiere destacar su mención como Embajador de la Paz en Colombia, porque "tengo 22 años de colombiano", aseguró.
"Hace más de 20 años que soy colombiano, tengo muchos viajes e historias. La verdad es que me siento querido por todos los sectores que participan de esta historia, y me siento útil. Si aparece la ocasión y sirve de algo lo que hago, bienvenido sea", le dijo a Télam.
"Es un momento de mucho trabajo y plenitud, de sentirme útil y hacer cosas que me gustan junto a la gente. Estoy más involucrado con la firma de la paz que viene de añares y que ahora converge. Es muy fuerte y vertiginoso pero muy lindo", sostuvo Piero sobre el momento que está transitando en su vida, en diálogo con Télam desde Cartagena de Indias.
A los 71 años, Piero ostenta una imponente trayectoria y una obra comprometida con su tiempo que se plasmó en canciones como "Ay país", "Para el pueblo lo que es del pueblo" y "Que se vayan ellos".
Sin embargo, el artista expresó que "hace tiempo dije 'basta de protestas'. Antes no protestaba nadie y ahora hay un paro cada cinco minutos, así que no tiene gracia porque en cada manifestación se dicen tantas cosas o más que en la canciones de aquella época".
Y en la misma línea expresó que "la historia atrasa pero las canciones tienen vigencia. Para los shows hacemos que la gente vote las canciones que quiere escuchar, y hay 100 que son las que siempre aparecen y que están vivas".
"La música es siempre un elemento muy especial y muy bueno para relacionarse, juntarse para hacer campaña, lanzar proyectos acompañar situaciones", expresó el cantautor que recibió la llamada de Gabriel Abaroa, presidente de Grammy, dos meses atrás, informándole sobre el galardón que se conoció públicamente esta mañana.
La distinción por Excelencia Musical, también les alcanzará a El Consorcio (Mocedades), Eugenia León, Ricardo Montaner y Ednita Nazario. Mientras que Carlos Mejía Godoy, Nelson Motta y Rafael Solano Sánchez recibirán el Premio del Consejo Directivo de los Grammy Latinos.
Sin embargo y más allá de la alegría que le generó este nuevo reconocimiento en su carrera, las energías de Piero se concentran en el momento histórico que está transitando Colombia, por el plebiscito que se firmará el 2 de octubre y el inminente acuerdo entre el Estado y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).
"Ahora el pueblo tiene que confirmar o refutar el acuerdo. Pareciera que va a ganar el voto por el Sí pero hay una campaña rara de cambiar cifras, de mover y hacer ruido. La gran mayoría quiere la paz pero Alvaro Uribe (ex presidente de Colombia) tiene toda una historia que va en contra porque él no pudo lograrlo", añadió.
Respaldando la firma de la paz resurgió de los archivos "La guerra del amor", una canción a modo de propuesta que Piero compuso junto a Alejandro Lerner: "La hicimos con Lerner hace 30 años y la gente de la campaña por el Sí lo encontró por internet y propuso movidas y conciertos".
Sobre su participación política, manifestó que no cierra completamente las puertas pero que "son mucho más gratificantes los conciertos que hacer política. Hicimos cosas muy lindas y algunas continúan. Descubrí que la cultura es rentable y que no es sólo poner dinero, es mover lo que nos gusta, lo que podríamos hacer".
A modo de inevitable comparación, recordó que su relación con Colombia comenzó en la década del 60, cuando lo invitaron a cantar al predio La Media Torta: "Ningún artista quería ir porque eran espectáculos gratuitos, y yo fui a cantarle a 70.000 personas, es lo más lindo que hay. Así arrancó una relación que nunca se cortó".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico