Pinamar se vuelve más ecológica

En abril comienza la demolición de los 46 balnearios en la costa de Pinamar, Ostende, Valeria del Mar y Cariló; se reemplazarán por versiones más pequeñas y amigables con el medio ambiente.

Se trata del Plan de Reconversión del Frente Marítimo, que tiene como objetivo recuperar la playa a lo largo de los 22 kilómetros de su costa, que además incluye a Ostende, Valeria del Mar y Cariló.
El objetivo final es recuperar la duna costera y poder controlar la erosión marina existente y que hace perder las playas. El sector de mayor vulnerabilidad del médano costero es el centro de Pinamar. Allí no habrá más estacionamientos. Todos los balnearios se correrán hacia el continente. Los del norte se irán más al norte, pero todos, mucho o poco, serán reubicados.
De esta manera el intendente, Pedro Elizalde, intentará implementar la ordenanza municipal que se aprobó el año pasado, y que obliga a los balnearios a estar ubicados a 150 metros de la línea del agua. El proyecto tiene como medida principal reconstruir el cordón medanoso que funciona de protección natural de la zona.
Las nuevas estructuras se reconstruirán con pilotes y decks de madera, materiales que consideran "eco-amigable". Los nuevos balnearios no tendrán más de 325 metros cuadrados y el proyecto podría terminar en diciembre de este año.
Las nuevas construcciones irán acompañadas de la reformulación del paseo costero, a través de una convocatoria a concurso nacional que saldrá en marzo o abril para ese proyecto. La idea es que haya una peatonalización con bicisendas, un mejor vínculo con el espacio público y una integración con el médano.
Hay algunos balnearios que aún están con situaciones legales no resueltas. Una situación particular es la de Mar de Ostende, donde existen lotes que están sobre la playa. Estos balnearios son privados, por lo que serán los únicos que no pasarán por la demolición.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico