Pintarán la Catedral luego de los grafitis en la marcha "Ni Una Menos"

El viernes, devotos católicos pintarán el exterior de la Catedral San Juan Bosco luego de que fuera dañada en la convocatoria nacional que en esta ciudad reunió a más de 200 personas. Fieles de la iglesia dejaron ver la posibilidad de realizar un abrazo simbólico para proteger el edificio cuando se realice una nueva marcha.

“Tener cuidado, lugar de adoctrinamiento”, “Somos las nietas de las brujas que no pudiste quemar”, “Aborto legal, la iglesia reprime”, “Ni Dios, ni patrón” fueron algunas de las pintadas que se realizaron contra la Catedral San Juan Bosco durante la marcha "Ni una menos", que tuvo lugar el sábado con más de 200 personas que se movilizaron por el centro de la ciudad, en simultaneo con la convocatoria nacional.
Esa acción fue repudiada por la comunidad en general y en las redes sociales luego de que se dieran a conocer las imágenes de los daños, y motivó que los fieles de la iglesia católica decidieran pintar el edificio más importante que ese credo tiene en la ciudad.
La actividad se realizará el viernes con la autorización del padre Mario Vidmar, párroco de la Catedral. Allí a partir de las 15, con ropa de trabajo y los materiales que mañana serán entregados, los fieles comenzarán a pintar el edificio que homenajea a San Juan Bosco, creador de la orden salesiana. De esta forma, buscarán restaurar la iglesia luego de este daño al que no le encuentran explicación.
Marina Pérez Botel, periodista que dio a conocer las imágenes de lo ocurrido, aseguró que la intención es que la próxima marcha de este tipo "no nos tome de sorpresa”. Por esta razón, confirmó que se propondrá “abrazar la Catedral rezando el Santo Rosario para evitar este vandalismo, en actitud totalmente pacífica”. La iniciativa ya recibió el acompañamiento de algunos fieles.

PINTADAS CONTRA LAS INSTITUCIONES

Cabe recordar que el sábado la convocatoria que repudia la violencia contra las mujeres reunió a mujeres, hombres y partidos de izquierda que se manifestaron por esa justa causa. El reclamo comenzó frente la escuela de la plaza 83, donde se realizó una radio abierta a partir de las 16.
Dos horas después comenzó la movilización que marchó por toda la calle San Martín y continúo frente a Prefectura Naval, donde los asistentes repudiaron la masacre que desató el prefecto Osvaldo Soria, cuando el lunes 12 de setiembre del año pasado, antes de suicidarse, asesinó en Kilómetro 8 a Lidia Peralta (su ex suegra), Gustavo Contreras (ex cuñado) y Yasmin Contreras (hija de su ex pareja, Fabiana Contreras).
Allí al igual que en la Catedral hubo pintadas que opacaron la convocatoria donde se pidió por la aprobación de una Ley de Emergencia de Violencia de Género, una ley de Educación Sexual Integral y la Despenalización del Aborto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico