Pirotecnia en una silla de ruedas y cebollas de artificio

En el encuentro que ayer se realizó en la Unidad Regional de Policía de Comodoro Rivadavia, por el clásico que hoy disputaran Huracán y Newbery, en el marco de la 12ª fecha del Torneo Federal B, se dio conocer que habrá un estricto control de ingreso de pirotecnia, principalmente para cuidar a las propias familias que irán al estadio.
Durante la reunión que se extendió durante una hora, en este sentido, surgieron diferentes anécdotas que ayudan a pensar lo riguroso que deben ser los controles. El subcomisario Víctor Farcy, a cargo de la parte de requisa, recordó que el anterior superclásico un hombre en silla de ruedas tapado con una manta intentó pasar un importante cantidad de pirotecnia.
Cesar Brandt, titular de la División de Operaciones, también acotó que incluso desde las hinchadas le señalaron que en el último clásico habían ingresado cebollas de pirotecnia que luego arrojaban de una hinchada a la otra.
"Eso significa un peligro, por eso estas reuniones están buenas. Surgen algunas cosas para tener en cuenta y nos sirve cómo experiencia para saber donde tenemos que tener cuidado, reforzar y ver todo tipo de detalles", explicó.
"Es bueno que concurra la familia a la cancha, pero también tenemos que cuidar, sabiendo que los nenes no miden el peligro. Por eso tenemos que estar en todos estos detalles. Le agradecemos a la gente de las hinchadas que se prestaron a colaborar para que esto salga de la mejor manera posible", dijo ayer el comisario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico