"Piti" Murúa rompió el silencio con El Patagónico

El entrenador de Jorge Newbery estuvo en el ojo de la tormenta y hoy, con la clasificación en el bolsillo, dialogó en exclusiva con El Patagónico sobre las dudas de su continuidad, los refuerzos y sus ideas.

Luis "Piti" Murúa estuvo en el ojo de la tormenta hasta hace dos fechas. Las últimas dos victorias en Comodoro, frente a J.J Moreno (2-1) y Huracán de Trelew (4-1), le dieron a Newbery la clasificación a la próxima etapa del Federal C y eso, le dio respiro y tranquilidad al DT.

Esta tarde, El Patagónico lo llamó y le consultó sobre todas las críticas que se le hicieron: tanto futbolísticamente y tácticamente. También, se refirió a los rumores que había en el mundo aeronauta sobre su salida, cuando no conseguía resultados positivos.

Su idea, en las primeras fechas, se trataba de intentar generar juego a través de la presión alta, con la subida de los laterales como prioridad y las triangulaciones que reflejaban el 4-3-3 en cancha. El debut del "Lobo" en el Federal C no fue nada bueno, ya que perdió ante Ameghino por 2 a 0. Esa idea, por momentos se notó, pero en el mundo del fútbol, los resultados son los que mandan.

"Yo iba imaginando este equipo cuando comencé acá en julio del 2015. Desde que llegué invertí siempre en el físico de los jugadores. Armé el proyecto en base a la preparación física. Esta parte es una de las ventanas en las que se puede entrar al fútbol y fue por una cuestión de estrategia para el torneo. Tenía seis meses con los jugadores locales para formarlos", comenzó su relato el entrenador.

"Nosotros terminamos muy bien los 90 minutos y eso refleja esta preparación. Tenemos que ir creciendo de a poco futbolísticamente y fue normal lo que pasó. En algún momento saltamos líneas porque nos convenía, pero la idea es otra desde que arrancamos", explicó "Piti".

El juego de Murúa fue mutando con los partidos, aunque él afirme que la ideología no cambió. La revancha con Ameghino en el Estadio Municipal, mostró un Newbery replegado en el fondo, con poca generación de juego y esperando algún que otro contra golpe para asustar al rival: "si nosotros íbamos a presionarlos le iba a quedar la mesa servida a Mauro Villegas y Diego Rubilar. Ese partido salió perfecto tácticamente"

En el segundo tiempo de ese partido, el "Lobo" jugó 20 minutos con dos jugadores más y una de las críticas que se le hizo al DT fue no sacar hombres de la línea del fondo para atacar con más gente. "¿Para qué íbamos a sacar jugadores de atrás? Villegas estaba como volante pero es delantero, el instinto goleador lo tiene y lo podíamos sufrir si sacaba gente de atrás. Él en un contra golpe puede hacer desastres. A ellos no les importaba perder, pero si nosotros perdíamos yo no seguiría en Newbery", declaró contundente.

En el último partido del aeronauta, frente a Huracán de Trelew, jugaron sólo dos de los seis refuerzos que pidió el técnico para este torneo, algo más que llamativo. Entre ellos fue titular, por segundo partido consecutivo, el juvenil Gastón Barrientos: "me da una ubicación natural que tiene. Él camina la cancha cerca de los centrales. Eso evita que a mí me ataquen frontalmente. Se mete en la cueva y me da mucho más equilibrio. Se queda en una zona que es peligrosa. En cambio González tiene otro tipo de características, de tener la pelota y llevarla, pero a la hora de retroceder Barrientos me da más seguridad. El fútbol me lo tiene que dar Cristian Nieto y Jorge Lasso, no el cinco".

"Cuando llegaron los refuerzos me di cuenta que no podía generar la presión alta con ellos. Los jugadores locales están mejores que ellos, para eso laburé seis meses. Se creó una sana competencia, pero no lo puedo presionar arriba con Gómez como delantero. Yo vi al equipo dinámico que quiero con Jorge Lasso en cancha", explicó, sobre las últimas incorporaciones que realizó el club para este Federal C.

El primer tiempo del último partido, frente a Huracán, dejó muchas dudas. La distancia entre los tres delanteros de punta y los centrales era notoria y el "Lobo" lo sufrió en varios contra golpes. Esta misma distancia entre líneas, hicieron que Cristian Nieto sufra el medio campo: "hubo un error de funcionamiento que en el segundo tiempo lo corregimos. Nosotros jugamos sin volantes por los costados, esa función la tienen que cumplir los laterales. En la segunda mitad lo retrasamos más a Lasso que jugó suelto y generamos más juego".

Por otro lado, el ex técnico de Brown de Madryn comentó que siente la presión de ascender al equipo comodorense y que no le molestó que se haya puesto en duda su continuidad, tras los malos resultados del comienzo: "acá el único club de la Patagonia que tiene la obligación de ascender somos nosotros. Moreno es una academia, ellos juegan así porque no les importa perder. Esto es Newbery, cuando entramos a la cancha parece Nacional B".

"No me molestó que se me ponga en dudas. El único club comparado con nosotros es Alvarado de Mar del Plata. Tengo 30 años de trayectoria, pasé por muchos equipos y esto te lo afirmo, ni Deportivo Madryn está a esta altura. Yo viví con la soga al cuello, es parte de mi trabajo. Pero yo afirmo que nosotros vamos a llegar a mayo", finalizó Murúa.

Esta tarde se confirmó que el club de la "Loma" tendrá como rival a Deportivo Las Heras el próximo 13 de febrero. Por el otro lado, Ameghino se enfrentará a Belgrano de Esquél la misma fecha.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico