"Pitu" Barrientos, el jugador que no deja de pensar en Newbery

El comodorense logró consagrarse campeón de la Supercopa Argentina con San Lorenzo la semana pasada, anotándole dos goles a Boca y, este fin de semana, le dio el triunfo sobre la hora ante Sarmiento de Junín. A pesar de este gran momento, el jugador sigue sufriendo por el presente del "lobo" a la distancia.


Pablo Barrientos parece estar encontrando el nivel que supo mostrar en el Catania de Italia.
Por lo menos eso quedó de manifiesto la semana pasada, cuando San Lorenzo se consagró campeón de la Supercopa, venciendo a Boca por 4-0. Dos de esos goles, los anotó el vecino del barrio Ceferino. El segundo, una verdadera obra de arte. Además, realizó la asistencia para el gol de Nicolás Blandi, quien cerró el contundente resultado con un derechazo cruzado.
Como si fuera poco, el jugador surgido de la CAI, le dio el triunfo al club de Boedo el último sábado, en la victoria ante Sarmiento de Junín 2 a 1. Allí, Barrientos anotó el segundo tanto sobre la hora, en un mano a mano que tuvo ante el arquero- también comodorense- Emanuel Trípodi, otro ex "azzurro".
El semestre pasado, con Edgardo Bauza como DT, no pudo reflejar comodidad dentro de la cancha, tal vez por su esquema defensivo y por la falta de jugadores en campo rival, el volante no pudo amoldarse a su idea de juego del entrenador, quedando expuesto en más de una oportunidad por la falta de referencias en ataque.
"Uno se siente cómodo teniendo más opciones de pase. Era un esquema diferente y todo va de la mano con la característica de los jugadores. Por eso no pude jugar como lo venía haciendo en Catania. Hoy estoy tranquilo y ganando confianza", comenzó relatando esta tarde Pablo, en una entrevista exclusiva con El Patagónico.
"No siempre decide el jugador. En mi caso lo hablé bastante con la dirigencia sobre mi continuidad. Siempre prioricé lo mejor para el club y cuando cambiamos de entrenador se renovaron las esperanzas. Se dieron muchas cosas para que yo siga acá y estoy muy feliz por eso", continuó.
El presente de San Lorenzo y la ideología de Pablo Guede, es la cara opuesta a lo que intentaba plasmar Edgardo Bauza en el ciclo anterior.
El nuevo entrenador, sumó jugadores en la mitad de la cancha, adelantó la línea defensiva, presiona en ataque y la tenencia de pelota es una de las prioridades para él. Quizás por esto, Barrientos está encontrando su mejor versión.
"El convencimiento hacia nosotros no es solo de palabra. Tiene que haber un trabajo que lo avale y él está demostrando que cada vez nos vamos convenciendo más. Por eso estamos evolucionando, desde el primer partido hasta el último, que fue el del sábado y que lo ganamos bien", afirmó.

INOXIDABLE PASION
El domingo, luego del empate sin goles de Jorge Newbery ante Florentino Ameghino en el Estadio Municipal por el torneo Federal C, El Patagónico charló con "Pitu" sobre el presente del club 'aeronauta'. A pesar del gran momento que vive en lo personal, el jugador se mostró triste y masticando hastío por el "Lobo", que debe ganar los dos partidos que le quedan de local para obtener la clasificación a la próxima etapa del Federal.
"Todos saben que tengo un cariño especial por el club. Uno se pone un poco mal porque no soy tonto. Tengo muchos amigos hinchas del club y todos nosotros estábamos ilusionados con este torneo", comentó.
Pablo está atento a todos los partidos por amor y porque así lo siente. Además, siempre que puede, realiza viajes relámpagos para ver a su querido Newbery: "hace poco fui a Trelew para verlos frente a JJ Moreno y también me fui decepcionado. Quedan dos partidos y si los ganamos todavía podemos clasificar, pero veremos qué pasa. En los mano a mano creo que va a ser todo muy diferente", resalto.
"El hincha siempre va a la cancha con la fe de que el equipo va a jugar bien y va a ganar. Si no se puede jugar bien, va a ser lo de menos si ganamos. Todos pusimos muchas expectativas y mucha ilusión pero por ahora no se está dando. Ojalá que lo que venga sea mejor", criticó Barrientos.
Además, el jugador comentó: "hay una ilusión muy grande en todos nosotros, los hinchas. Esperemos que podamos cumplir uno de los sueños deportivos que tenemos ahora que es clasificar y analizar lo que viene", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico